InicioActualidadGobierno cubano comenzará a vender el servicio de televisión por cable a...

Gobierno cubano comenzará a vender el servicio de televisión por cable a la población para «rentabilizar las redes que tienen instaladas para el turismo»

El Gobierno cubano anunció hoy que comenzará a ofrecer el servicio de difusión de la señal de televisión por cable (CATV) a la población, alegando que no están siendo explotadas en su totalidad las redes que tienen instaladas en el país, y que habitualmente prestan servicios a hoteles y algunas empresas extranjeras que tienen sede en la isla.

«Tenemos una señal de televisión por cable que ofrecemos al turismo y a algunas personas jurídicas, con una infraestructura creada que está subutilizada, por lo que aprovechando donde estén ubicadas esas condiciones se podrá ofrecer el servicio a más personas jurídicas y naturales que lo soliciten, a parte de la infraestructura ya existente», anunció hoy en conferencia de prensa Wilfredo López Rodríguez, director de regulaciones del Ministerio de Comunicaciones (MINCOM) de Cuba.

Aunque no se conocen mayores detalles al respecto, ni se habló sobre los posibles precios de este servicio de televisión por cable, una de las nuevas leyes publicadas hoy en la Gaceta Oficial deja claro que será el Gobierno, a través del MINCOM, quien «controlará» a las empresas que ofrezcan los servicios de difusión de televisión por cable a la población.

De igual forma, el MINCOM establecerá que condiciones deben cumplir los programas televisivos o cadenas de televisión que se emitan en esta señal por cable, lo que deja claro que no se permitirá ninguna señal o programa que pueda ir de alguna forma en contra del Gobierno.

A finales del pasado año, el monopolio de las Telecomunicaciones en Cuba, ETECSA, anunció que se estaban realizando «los análisis pertinentes a fin de evaluar la factibilidad de ofertar servicio de televisión por cable a las personas naturales en los lugares donde el alcance de la infraestructura lo permita, y maximizar así la rentabilidad de las redes instaladas».

Sin embargo, la noticia fue pasando al olvido en medio de la aguda crisis en la que se sumergió el país por la pandemia del coronavirus, quedando en un segundo plano el anuncio de la posibilidad de la oferta de televisión paga para el mercado residencial, en uno de los pocos países del mundo en los que dicho mercado ha sido inexplorado hasta el momento.

La noticia en sí constituye una vuelta de rueda total a lo que desde el triunfo de la Revolución ha sido el control del Estado sobre los medios de comunicación. Cabe decir que los cubanos, de igual forma, si tienen acceso a este tipo de contenidos, ya sea a través del llamado paquete semanal o de las antenas ilegales que captan la señal satelital.

En el interior de los hogares, cada vez gustan menos los productos de la TV nacional y se consume más lo que se ha convertido en principal fuente de entretenimiento para muchos: el «Paquete Semanal».

Asimismo, las antenas satelitales o parabólicas son ilegales, y aunque cada vez haya más personas en abierto desafío a la prohibición (sobre todo en la capital del país), no constituyen una fuente mayoritaria de acceso al entretenimiento.

Relacionados