jueves, diciembre 2, 2021
InicioActualidad"DiTú", cualquier rastro de estos pequeños locales en La Habana que vendían...

«DiTú», cualquier rastro de estos pequeños locales en La Habana que vendían croqueticas y muslitos de pollos es parte del pasado

Si hay algo que ha caracterizado a Cuba por los últimos 60 años es esa despreocupación por hacer las cosas cuando son necesarias y cuando pueden ser previstas, dejando todo a la buena voluntad del tiempo y de la suerte. Así, miles y hasta millones de proyectos han sido abandonados a mitad de camino y se han llevado consigo cantidades abismales de dinero malgastado, dinero del pueblo.

A un año y medio de la llegada de la pandemia del coronavirus, La Habana parece haber sido revestida por un escenario de calamidad y bruma que ha dejado solo ruinas, como se puede ejemplificar perfectamente con la cadena DiTú, aquellos puntos comerciales que solían ser destino fijo para la juventud cubana.

Los pocos DiTú que quedan apenas venden ron y pomos de agua

Justo al frente del habanero Pabellón Cuba, en 23 y M, se encuentra una plaza abandonada donde se solía localizar, hasta mitad de 2020, una concurrida ubicación de expo-venta de artesanías y su respectivo DiTú, pero el coronavirus y la crisis económica que provocó arrasaron con su éxito.

Mientras los artesanos que pudieron se desplazaron desde la plaza de la Dirección Provincial de Servicios Comunales (por la que pagaban impuestos a la ONAT) hacia el parqueo de la heladería Coppelia, el DiTú quedó totalmente abandonado.

El DiTú, abandonado, casi en ruinas, se cae a pedazos, mostrando la cara desolada y decadente del abandono.

La Empresa Extrahotelera Palmares S.A. es la propietaria y encargada de estas unidades, la que posee 14 sucursales en toda Cuba y dirige un aproximado de 851 instalaciones turísticas (entre ellas: el Cabaret Tropicana, la Bodeguita del Medio, haciendas para turismo campestre y campos de golf).

Los establecimientos de comida rápida DiTú han quedado como un recordatorio de la solvencia económica que una vez tuvo el país gracias al turismo, los que siempre ofertaban todo tipo de galletas, refrescos, croquetas, pollo frito, hamburguesas, caramelos, etc; y donde ahora sus dependientes solo esperan durante toda una jornada laboral sin nada que vender, custodiando el local para que solo el clima y el tiempo puedan continuar despojando a las carcasas de sus entrañas.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas