InicioActualidadSin palabras!! En la Isla de la Juventud utilizarán el fruto del...

Sin palabras!! En la Isla de la Juventud utilizarán el fruto del árbol del pan para hacer harina para la producción de galletas y panes que le venderán a la población

Tras un año de seria escasez de harina de trigo en Cuba, las autoridades cubanas anunciaron este jueves que la Isla de la Juventud comenzará próximamente con el desarrollo de un proyecto que pretende obtener harina del árbol del pan, para (si resulta como lo esperado) gozar de mayor disponibilidad de la materia prima en el país y hasta directamente sustituir su empleo en la producción estatal de galletas y panes.

La funcionaria adscrita al Instituto de Investigaciones en Fruticultura Tropical encargada del proyecto, Marlene García Collado, declaró a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que se pensó en la utilización del árbol del pan (Artocarpus altilis) para tal propósito porque es un recurso ampliamente disponible en la zona, y ya se cuenta con unos 50 productores dedicados a su cultivo para los fines investigativos primarios.

Uno de los campesinos que está colaborando en el proyecto, Juan Marcelo Váquez, tienen una finca en Ciro Redondo (a 4 kilómetros de Nueva Gerona), donde existe una planta con los medios necesarios para recoger, descascarar, trocear y deshidratar en horno el fruto, para luego pulverizar, envasar y sellar el resultado en paquetes de un kilo.

La escasez de harina de trigo ha llevado al Gobierno cubano a buscar inventos como estos para mantener la producción de pan

El medio oficialista refirió que esta materia prima se cotiza usualmente a 81 centavos de dólar por un kilo en el mercado internacional, aunque es evidente que en el municipio especial será ofertado en Pesos Cubanos (CUP).

Váquez explicó que esta harina constituye una opción de alimentación saludable que se podrá aprovechar, cuando se consolide la microindustria, para la producción de helado (como extensor), de compotas y jugos (como espesante), y para la preparación de «croquetas, natillas, flanes y bolas rellenas con carnes» en la cocina doméstica.

Varios estudios estiman que la harina del árbol de pan constituye «una alternativa creativa innovadora para la formulación y elaboración de alimentos idóneos, es decir, procesados para proporcionar elementos proteicos, acompañados de calorías no vacías», considerada un producto muy saludable, de mayor calidad nutricional que otras harinas vegetales.

Las autoridades informaron una reducción del 30% del pan de venta liberada en mayo pasado, debido a la escasez del producto base. También anunciaron una disminución del 50% de la entrega del alimento a los organismos del Estado y a la la red gastronómica, aunque tenían la intención de asegurar la venta del pan normado y a los sectores de Salud y Educación.

La producción se vio obligada a emplear sustitutos para la harina de trigo, como la que se obtiene del maíz, pero la escasez tampoco vio una solución en esta iniciativa. Sobre todo desde enero de este año, las colas para adquirir el alimento en el mercado liberado pueden durar algunas horas, y los negocios privados han duplicado los precios de dichos productos.

Sin embargo, el problema no radica únicamente en la falta de materia prima, pues en el año 2018 se produjo otra crisis de escasez de pan, en ese momento atribuida al mal estado en que funcionan los molinos en el país.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas