lunes, enero 24, 2022
InicioActualidadMinistro de Economía de Cuba asegura que el pueblo cubano "no quiere...

Ministro de Economía de Cuba asegura que el pueblo cubano «no quiere volver al capitalismo»

Los titulares de los Ministerios cubanos del sector económico, encabezados por el de Economía y vice primer ministro, Alejandro Gil Fernández, comparecieron este martes en el programa televisivo oficialista Mesa Redonda para conferenciar sobre el panorama económico cubano actual y responder dudas de la población, negando que la aprobación de las mipymes en el país pueda suponer en un futuro el regreso del modelo económico capitalista a Cuba, algo que aseguraron que el pueblo no quiere.

El funcionario a la cabeza de la reunión defendió que las nuevas normas aprobadas para la regulación y control de las cooperativas no agropecuarias y las micro, pequeñas y medianas empresas (que entran en vigor el próximo 20 de septiembre), solamente constituyen una mejoría y modernización de los principios socialistas bajo los que se rige el Gobierno.

Aunque cada vez hay más evidencias de que la economía cubana se encuentra transitando progresivamente hacia un despiadado y totalitario capitalismo de Estado, Gil aseguró que «no queremos un proyecto capitalista y de corte neoliberal».

Concluyó alegando energéticamente: «Vamos a alcanzar un país con mayor coherencia, donde las personas puedan desarrollar su proyecto de vida. Esto es más socialismo y más Revolución».

Entre todos los representantes, se aclaró la imposibilidad de tener más de una empresa por persona y la prohibición de asociación de empresas, disposiciones fundamentadas en el principio constitucional socialista de evitar la concentración de la propiedad y la riqueza.

Advirtieron que se definió la normativa de esta forma porque «podría burlarse si se constituyen sucesivas mipymes donde el dueño siempre es la misma persona. Si esto sucediera se estaría de alguna manera incumpliendo el precepto».

No obstante, destacaron que los propietarios tienen derecho a incluir múltiples servicios en su empresa siempre y cuando su objeto social lo amerite.

Como siempre, la aclaración de dudas de la población por parte de los funcionarios se limitó a repetir la misma información que ya se había divulgado, y hasta con las mismas palabras, sin disimular.

Señalaron que la producción de alimentos, los proyectos de desarrollo local, y las empresas de base tecnológica relacionadas con manufactura aditiva, robótica o creación de nuevos materiales o asentadas en parques tecnológicos, son considerados como sectores priorizados para la primera fase de implementación del contenido legislativo aprobado.

Gil refirió además a la posibilidad de realización de inversiones en territorio nacional por parte de ciudadanos extranjeros, reiterado que se debe tener en cuenta la misma que está aplicada para una empresa estatal: la compañía formada por un residente en Cuba y otro en el exterior solo es permitida cuando dicha se constituye como mixta, tipificada en la Ley de la Inversión Extranjera (2014) como una «compañía mercantil que adopta la forma de sociedad anónima» (algo vetado a los particulares y reservado al Estado).

Las exportaciones e importaciones continuarán pudiendo ser realizadas siempre y cuando se canalice mediante una empresa estatal, y no con las profesiones «prohibidas» (arquitectos, abogados, ingenieros, maestros, periodistas o veterinarios).

El ministro de Economía esclareció que los profesionales tienen permitido trabajar en el sector privado, pero no pueden crear una empresa dedicada exclusivamente a una actividad que no esté permitida.

En este sentido, un abogado puede ofrecer servicios jurídicos a una empresa, pero no puede representarla ante un tribunal.

Alegó: «Hay matrices de opinión malintencionadas que dicen que si usted es profesional no puede trabajar en una mipyme o que si trabajas en una tienes que desarrollar una actividad para la cual no estás calificado. Esto no es así. (…) Lo que no está permitido son las actividades que se dediquen solo a servicios profesionales. Están permitidos los informáticos, el médico veterinario para los animales domésticos, el tenedor de libros para la actividad de contabilidad».

Por su parte, María Elena Feito Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social, refirió que los salarios de los trabajadores en la empresa privada podrán ser definidos por los propietarios con la participación de los trabajadores, mediante convenio colectivo y con la participación de los sindicatos.

Sin embargo, no detalló si se podrán crear sindicatos privados, distintos a los oficiales, los que sean formados por sus propios colectivos y en defensa de sus intereses.

El Banco Central de Cuba (BBC) indicó, encima, que las empresas particulares podrán pedir créditos en Pesos Cubanos (CUP), pero no en divisas; aún cuando es muy probable que la gran mayoría de sus recursos e insumos se tengan que adquirir en el mercado internacional o en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC).

Ahondó en que: «Para otorgar financiamientos en esa moneda [libremente convertible] tendríamos que estar en presencia de sujetos que tengan ingresos en esa moneda y la capacidad después de devolver esos financiamientos, de ahí la posibilidad de retener dinero por exportaciones o liquidez por las ventas al Mariel o para la venta en las tiendas MLC».


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas