sábado, diciembre 4, 2021
InicioActualidadPrensa oficialista dice que los apagones en Cuba ocurren porque las centrales...

Prensa oficialista dice que los apagones en Cuba ocurren porque las centrales eléctricas son «viejas» y el combustible que utiliza el Gobierno es de mala calidad

La Unión Eléctrica de Cuba (UNE) emitió recientemente un extenso comunicado para justificar los constantes apagones que aquejan a la población, a la que recordó que «el sostenimiento del sistema eléctrico es costoso, la mayoría de insumos son importados y que el servicio se cobra en moneda nacional».

El portal oficialista Cubadebate se brindó como plataforma para hacer conocer las reiteradas excusas de la empresa eléctrica nacional, expresado que «la desconexión del servicio eléctrico por déficit de generación» era causada por «averías en las unidades de generación del sistema eléctrico nacional» y, a su vez, estas están provocadas por diversas cuestiones.

Argumentó que «la de mayor peso es el hecho de que nuestro parque de generación base está envejecido. En el país existen ocho centrales termoeléctricas con un total 19 bloques en explotación, más uno nuevo que se debe incorporar en los próximos días, tras culminar su fase de ajuste y puesta en marcha (la unidad seis de la termoeléctrica del Mariel), estos constituyen una parte importante de la generación base del sistema eléctrico».

La información brindada precisó que «la vida útil de una termoeléctrica está entre 30 y 35 años», detallando que «excepto los dos bloques de Felton, que tienen 25 y 21 años sincronizados, respectivamente, todos los demás tienen más de 30 años de explotación y siete de ellos tienen más de 40 años trabajando».

La compañía estatal cubana contó que «otra razón para las afectaciones es sin duda la no ejecución de los mantenimientos planificados a las unidades de generación, dependiendo en gran medida de los mantenimientos por oportunidades ante salidas imprevistas por averías o defectos en progreso que obligan a la salida inmediata del servicio».

Tras ofrecer esta serie de explicaciones-excusas, la entidad aseguró que estas eran las razones por las que 16 de las 19 unidades del país están trabajando en la actualidad fuera de sus ciclos de mantenimiento capital (algunas de ellas por más de dos ciclos).

También refirió que «las limitaciones financieras» constituyen la tercera causa de los molestos apagones, debido a «la aplicación del capítulo tres de la Ley estadounidense Helms-Burton y todo el paquete de sanciones de la administración de ese país»; la que impide «adquirir los recursos materiales necesarios para las reparaciones o tener acceso a líneas de crédito de instituciones financieras internacionales».

Concluyó: «Por último, otra causa de peso en las averías es la calidad del combustible empleado en nuestras unidades térmicas», argumentando que «con la desaparición del campo socialista y la desintegración de la URSS, hubo que readaptar los sistemas de combustión de nuestras termoeléctricas para que quemaran el crudo nacional, que tiene características químicas que obligan a incrementar el régimen de limpieza de las calderas, acortar los plazos para los mantenimientos y hacer los mismos más profundos; así como utilizar aditivos químicos que mejoren la calidad del crudo empleado».

La UNE agregó que los bloques térmicos cubanos, a raíz de las causas citadas, «presentan una situación de deterioro que se ha ido agravando en el tiempo, haciendo que pierdan su estabilidad y seguridad, con muchas salidas imprevistas por averías y profundas limitaciones de potencias, de modo que no garantizan tiempos de permanencia en línea ni la potencias disponible necesaria, que permitan planificar y ejecutar los mantenimientos como es debido».

La empresa perteneciente al Estado señaló que «la solución está en recuperar las capacidades de generación que hoy están indisponibles», algo que obviamente requiere un financiamiento con el que no cuenta en la actualidad. Mencionó, además, que se están buscando opciones para el desarrollo de proyectos con fuentes renovables de energía.
Las excusas ofrecidas por la Unión Eléctrica continúan sin aclarar las dudas de la población y sin convencer de que no existe otra solución a los más de dos meses de constantes e inoportunos apagones. Los comentarios de la nota publicada en Facebook comprobaron la afirmación anterior.

Idaine Jorge dijo que no ve «nada alentador en esas respuestas», mientras que la reacción de Sel Avar fue: «El cuento de nunca acabar con una solución sin final. Tienen a la gente trastornada sin dormir deseando poder cocinar, lavar, el día que la UNE quiera. Dormir con calor porque no hay corriente, dando los avisos al mediodía cuando ya la gente amaneció alterada. Te informan hoy no quitaremos la luz, mañana quién sabe, quizás los volvamos a fastidiar y sin previo aviso, ya que dicen un horario y la quitan cuando quieren».

«El cubano está pagando un karma grande, vivir sin luz, sin agua, sin comida, sin medicamentos, eso no lo aguanta nadie. Si seguimos así las mentes de los cubanos no aguantarán, pero a ustedes que le importa, si total obligado hay que pagar la luz, aunque el mes entero te la quiten. Eso solo se ve en este país», lamentó.

Para Yainel Briñones, «lo cierto es que ya es moda y esto no es culpa del pueblo. El pueblo paga un servicio el cual lleva dos meses fallando. Pero les daré un consejo: no se den tanta propaganda de ahorro y de pago cuando el servicio es pésimo».

En otro comentario, Briñones se preguntó «¿Por qué no ponen a la venta los paneles solares y batería con los accesorios y las personas ahorrarían más? Pero como todo lo quieren para ustedes… imagínate que si traes el módulo de un país extranjero tengo que pagar tu servicio y sacar permiso para hacer la instalación».


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas