jueves, diciembre 2, 2021
InicioActualidadCubanos creen que el Gobierno está haciendo un pulso con el pueblo...

Cubanos creen que el Gobierno está haciendo un pulso con el pueblo con los apagones constantes y les podría salir el tiro por la culata con un nuevo levantamiento con el del 11 de julio

Cuando la provincia de Santiago de Cuba vive una situación insostenible debido a la descontrolada pandemia del coronavirus, la crónica escasez general, las esquinas llenas de basura, el suministro de agua sucediendo cada 10 días y el calor del verano imborrable, los continuos apagones parecen no querer dar ni un merecido respiro a su población.

Los santiagueros, evidentemente, no se han quedado convencidos con las pobres justificaciones que los funcionarios repsonsables balbucean en televisión nacional.

Migdalia, en cuya vecindad se interrumpe el fluido eléctrico hasta 4 veces al día, aseguró que los niños y las personas postradas son los que más sufren el calor de la madrugada, y afirmó sentirse desconfiada de las promesas del Gobierno de estabilizar pronto el servicio eléctrico cuando no se ha logrado en años.

Roberlandy, del reparto Flores, explicó que además de que los pocos alimentos que uno puede conseguir hoy en día se echan a perder por la falta de refrigeración, todas aquellas familias que cocinan con electricidad se ven obligadas a cocinar una vez al día.

Residentes del barrio Los Cangrejitos han asegurado que el descontento popular no hace más que crecer y que pronto podría alzarse una nueva ola de protestas civiles incluso mayor a la del pasado 11 de julio. Comentaron que la gente se ha dedicado a pintar carteles antigubernamentales por toda la ciudad cabecera, aprovechando que nadie puede dormir por el calor de los apagones; y es que los problemas, en vez de resolverse, se acumulan.

De hecho, las pintadas más comunes han sido con los letreros de «Abajo la Revolución», «Patria y Vida» y «Cesen los Apagones», en los repartos Trocha, José Martí, Hoyo de Chicarrones, San Pedrito, Pastorita y Abel Santamaría.

Las autoridades locales han tenido que retirar estatuas de sitios públicos por amanecer con carteles y caricaturas contra el Gobierno.

El también santiaguero Tony Iglesias comentó que los apagones deberían «ser la excepción y no la regla», por lo que los habitantes de la provincia ya están convencidos de que se trata de un nuevo período de los llamados «alumbrones».

María Hechavarría recordó que por culpa de estos súbitos cortes del servicio eléctrico, las personas no han podido dormir ni cocinar, los electrodomésticos se han roto y los alimentos se han descompuesto.

Alejandro Stivens, otro usuario, consideró que «le están midiendo el termómetro al pueblo para ver hasta dónde aguanta», mientras que otros han resaltado que los funcionarios del Gobierno no sufren en carne propia los apagones de más de 4 horas.

La gobernadora de Santiago de Cuba, Beatriz Johnson Urrutia, habló en al menos 5 ocasiones ante Tele Turquino para explicar la contingencia generada a partir de la salida de servicio de las 4 unidades de la Termoeléctrica Antonio Maceo (Renté).

El Sistema Electroenergético Nacional se ha visto aquejado por la violación de los mantenimientos y la falta de combustible, sumado a la salida de sincronización de otros bloques.

La funcionario admitió que las continuas roturas fuerzan a «desconectar más del 90% de las 364.000 viviendas del territorio, así como casi la totalidad de las industrias y los bombeos de agua» y, por tanto, que las quejas de la población debido a la falta de fluido eléctrico «rebasan las realizadas por el pueblo en torno a la escasez de alimentos y las fallas para contener el coronavirus».

Asimismo, trabajadores como Marcos Barroso han escrito a medios de prensa locales para reclamar una revisión a la escala salarial de los operarios de la Central Eléctrica Antonio Maceo, donde se niegan los pagos por nocturnidad.

La alta demanda de electricidad contrasta con la falta de fuentes de almacenamiento en la isla, admitido en enero por el titular de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, durante una comparecencia en la Mesa Redonda.

Las facturas sobredimensionadas por un servicio eléctrico se mantienen, y el Estado aún no garantiza la generación a causa del deterioro de sus centrales eléctricas.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas