domingo, enero 23, 2022
InicioActualidadOmar Franco: "El 11 de julio en Cuba salieron los humildes, con...

Omar Franco: «El 11 de julio en Cuba salieron los humildes, con los humildes y para los humildes; pero desde el Gobierno dijeron que eran delincuentes»

Omar Franco, popular actor cubano que da vida a Ruperto en el programa Vivir del Cuento, salió de Cuba (tal vez permanentemente) el pasado 19 de julio y se asentó en Miami, a solo unos días de que estallaran en la isla las históricas protestas del 11J. Ahora, sin ningún tipo de coacción, Franco refirió al panorama político, económico y social en el país caribeño en entrevista con DIARIO DE CUBA.

El actor es uno de los tantos artistas que arremetió desde redes sociales contra la represión gubernamental que se desplegó para aplacar las protestas populares de aquel domingo. A su juicio, ellas «han marcado un antes y un después para el cubano».

Una vez emigrado a Miami, responsables del programa televisivo que tanto éxito le ha dado, pidieron al actor que no hiciera declaración alguna al respecto, pues de su actitud dependía la transmisión de 2 capítulos calificados por Franco como «muy buenos», los que valía la pena emitir al público, episodios que abogaban disimuladamente por un cambio en el país.

Omar declaró que ningún programa de Vivir del Cuento se ha grabado desde los acontecimientos del 11J, y que será complejo crear guiones a partir de este momento: «Después del 11 de Julio no se han grabado programas. De hecho, se debe estar en el proceso de creación de guiones. Va a ser un poco complejo por los sucesos del estallido social en Cuba. Ojalá y se pueda reflejar eso».

El artista pidió una licencia en dicho espacio y ya ha recibido llamadas de artistas como Alexis Valdés y Alberto Pujol para futuras colaboraciones. Aunque no ha decidido quedarse con ningún trabajo, contó que está leyendo guiones y estudiando propuestas mientras disfruta de la familia.

Franco confesó que Vivir del cuento «es una crónica semanal de la vida del cubano», pero acotó que «va a haber ciertas zonas (sobre los hechos del 11J) que tal vez se quieran reflejar y no se pueda».

Recordando los disturbios del 11 de julio, alegó que todo empezó como un día normal, hasta que ya no lo fue: «Ese día estaba en El Sevillano haciendo una visita; un amigo me llamó, pero no le presté atención. Recibí otra llamada, me fui para mi casa en Mantilla y vi que había empezado literalmente un estallido social. En el cine de Mantilla había mucha gente (…) Tumbaron internet y no sabíamos lo que estaba pasando, entonces empezaron las comunicaciones desde el exterior con Cuba».

Comentó que a partir de aquel domingo, «los amaneceres en La Habana no han sido igual de apacibles. Se vivía constantemente una tensión de qué iba suceder. Veías más presencia policial en las calles. hubo exceso de la fuerza y hubo vandalismo, siempre existe vandalismo, pero ese no era el pollo del arroz con pollo. Salieron los humildes, con los humildes y para los humildes. Desde el Gobierno dijeron que eran delincuentes. Pero si fueron delincuentes son muchos delincuentes, y no es el caso. Tristemente, muchos de los muchachos que salieron y tal vez estuvieron en hechos vandálicos, nacieron en el 2000 y salieron de madres cubanas nacidas en 1970. Esos no son importados, son cubanos nuestros de allí que se sintieron inconformes».

Encima, a las consecuencias de los actos de esa semana se sumó la aplicación del Decreto-Ley 35, sobre lo que refirió: «En este momento debió haber aparecido un artículo contrario, que permita a todo el mundo a hablar, porque hay que darse cuenta de que la inclusión es lo que puede sacar a flote a Cuba. Tienen que dejar que los demás hablen y puedan demostrar el desencanto o la no coincidencia de ideas».

El popular actor considera que esta legislación constituye un retroceso en lo (poco) que se ha logrado en Cuba en materia de libertad artística y de expresión: «Ojalá y la prensa oficialista vea con ojo crítico los errores que comete el Gobierno. Que no solo se viren a criticar al pueblo. En cualquier parte del mundo un dirigente que se equivoca es criticado (…) El hecho de que hayan aparecido las cosas de ahora para ahorita para resolver un problema deja muy desnudo al Gobierno. Cuando salió la gente (a la calle) empezaron a resolverse los problemas. Duele ver que recursos puestos en función de ciertas cadenas de hoteles no se puedan poner en función de barrios».

Aseguró que espera que el programa donde ha trabajado por 7 años continúe transmitiéndose, y que Ruperto es capaz de contar mentiras piadosas, «sobre todo con tal de empatarse con Cachita. También es capaz de poncharle las gomas del carro a su jefe. Cualquier cosa que pase, que busquen a Ruperto».


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas