lunes, octubre 18, 2021
InicioActualidadEsta cubana celebró en Estados Unidos sus 105 años de edad, compartiendo...

Esta cubana celebró en Estados Unidos sus 105 años de edad, compartiendo los secretos de una vida larga y feliz

Idelisa “Yaya” Oliviera celebró su cumpleaños histórico con su familia. La mujer a la que todos llaman Yaya cumplió 105 años el día de ayer

Idelisa Oliviera, que también se conoce como mamá, hermana, tía y bisabuela (bisabuela) estaba rodeada de amigos y familiares felices. En su casa de Tampa, celebró con comida cubana casera, pasteles y regalos.

Yaya nació el 15 de agosto de 1916 en la entonces provincia de Oriente, Cuba. Ella fue la séptima de 15 hijos. Su madre vivió hasta los 92 años, una de sus hermana hasta los 99 y otra hermana falleció con 103 años. Ahora, sólo una hermana, Dulce Martínez, de 97 años, también está viva. Yaya y Dulce comparten un vínculo profundo.

Sentada entre su hermana Dulce Martínez, 97, (izquierda) y su hija, Borja Magro, 74, Yaya conversa con la familia reunida para celebrar su 105 cumpleaños.

Cuando Yaya dejó Cuba en 1972, emigró a España antes de mudarse a Tampa en 1974. Trabajó como costurera y crió sola a su hija. A lo largo de su vida, Yaya ha disfrutado de su independencia: trabaja en el jardín, ama los cruceros y cuida de los demás. Cuando tenía 100 años se mudó con su hija y su yerno para dejar que la cuidaran.

“Mi hija es muy buena para mí”, dijo Yaya de Borja Magro, su único hija. “Ella cuida de mi. La amo.”

Los días de Yaya están llenos de acertijos para mantener su mente activa, está orgullosa de poder dominar los rompecabezas de 1000 piezas. Algunos están enmarcados para decorar las paredes, otros están regalados a la familia.

Yaya apaga las velas de su pastel de cumpleaños junto a su hermana, Dulce Martínez. Nacidos en Cuba, Yaya y Dulce son los últimos de un grupo de 15 hermanos.

¿Cómo vivió una vida tan larga y feliz? “No fume, no beba licor”, dijo Yaya.

“Y que tengas una buena hija”, agregó Magro desde la cocina.

Jamy Magro, su nieto, le regaló un nuevo rompecabezas. A Yaya le encantan y la familia a menudo le regala rompecabezas relacionados con sus cosas favoritas: Cuba, películas, historia, viajes, y ella les devuelve el rompecabezas completado que enmarcan.

Su deseo de cumpleaños era celebrarlo con la familia. Desenvolvió regalos de chocolates, joyas y rompecabezas. Pero el único deseo real de cumpleaños de Yaya era estar rodeada de familia.

Idelisa “Yaya” Olivera posa para un retrato durante la celebración de su 105 cumpleaños.

El deseo de cumpleaños de Yaya se cumplió y todos se reunieron alrededor de la mesa para el almuerzo. Tomados de la mano, dieron las gracias en inglés y español antes de sumergirse en una comida casera cubana hecha por la hija de Yaya, Borja Magro, quien cocinó platos tradicionales cubanos de ensalada, arroz y frijoles y cerdo asado.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram