lunes, octubre 25, 2021
InicioActualidadMédicos cubanos secuestrados en Kenia cumplen un año más en manos de...

Médicos cubanos secuestrados en Kenia cumplen un año más en manos de sus captores y el Gobierno solo repite que está trabajando por liberarlos

Han transcurrido más de 2 años desde que se dio la noticia de que 2 médicos cubanos habían sido secuestrados en Kenia, y más de 3 meses desde que el ministro de Salud Pública cubano, José Ángel Portal Miranda, emitiera su más reciente informe (sin detalle alguno) sobre la situación actual de la investigación.

El funcionario aseguró este miércoles en un comunicado, que sostuvo recientemente un encuentro con la familia de uno de los sanitarios en cautiverio.

En el reporte no se dio ninguna información pormenorizada sobre el presente estado de las gestiones de rescate ni de los doctores.

El titular de Salud sí precisó en su muro de Facebook que ayer, 15 de septiembre, fue el cumpleaños de uno de los dos profesionales, Assel Herrera Correa, y que hoy, día 16, sería el de su colega y compañero secuestrado, Landy Rodríguez Hernández.

El ministro explicó que aprovechó una visita oficial a la provincia de Las Tunas para “conversar” con la familia de Herrera Correa, a la que le transmitió “todo nuestro apoyo y agradecimiento por su confianza y afecto”.

Aseguró entonces que la administración cubana “no descansará hasta que ambos estén de regreso en la Patria”, y que “Assel, Landy y sus familiares pueden contar con la seguridad de que trabajamos ininterrumpidamente por tenerlos de vuelta”.

Estas declaraciones no son más que una reiteración del mismo discurso que el Gobierno ha pronunciado por los 2 años y 5 meses transcurridos desde que los médicos cubanos fueron secuestrados, las mismas alegaciones sobre “gestiones” que han tenido resultados estériles hasta la fecha y que se tratan con una profunda falta de transparencia.

Las autoridades cubanas se han limitado por años a anunciar, con notable tono triunfalista, la realización de conversaciones puntuales con sus homólogos de Kenia.

El propio Gobierno keniano ha sido la única fuente oficial que ha prestado detalles sobre las conversaciones tribales entre estos líderes, pudiendo confirmar, hace solo 3 meses, que ambos profesionales cubanos continúan vivos y retenidos en Somalia.

Cyrus Oguna, vocero gubernamental del país africano, informó en el pasado mes de abril que su gabinete trabaja con la administración somalí “para garantizar” la “liberación segura” de ambos médicos.

Aún cuando este incidente lleva casi 3 años sin resolverse, el Gobierno cubano y el keniano extendieron su acuerdo de exportación/importación de una nueva brigada de personal sanitario, con 101 especialistas.

El periódico africano Nation denunció que cada médico cubano (de los 100 que están trabajando en el país desde 2018) le cuesta a su Gobierno unos 9.220 dólares estadounidenses mensuales, y solo 1.000 de ellos van a parar al bolsillo de los empleados isleños.

El Gobierno cubano se apoya significativamente en la exportación de servicios profesionales para llenar sus arcas, pues se queda con el 75% (como mínimo) del pago que realizan los países de destino.

Los profesionales de todo tipo (mayoritariamente médicos) que son enviados a misiones “internacionalistas” en el exterior son constante y fuertemente vigilados por las autoridades cubanas y son despojados de sus libertades fundamentales.

La misma Organización de Naciones Unidas (ONU) ha amenazado a Cuba con desconectar estas transacciones por incurrir en delitos de “trabajo forzoso” y “esclavitud moderna”.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram