jueves, diciembre 9, 2021
InicioActualidadEl viaje a Cuba de una pareja de turistas canadienses se convirtió...

El viaje a Cuba de una pareja de turistas canadienses se convirtió en una pesadilla después de que la mujer dio positivo cuando llegó a la isla

Claudia Gagné y su esposo, ambos vacunados contra la COVID-19 en Canadá, viajaron a Cuba hace unas semanas para cumplir el sueño de unas vacaciones tropicales tras meses de estrés por la pandemia. Sin embargo, no imginaron que su idea de un paraíso se convertiría en una pesadilla cuando tuvieron que hacerse un PCR para saber si estaban infectados de coronavirus en el aeropuerto, una vez que arribaron a la isla.

Alrededor de las 6:30 p.m., casi 24 horas después de la llegada de Claudia Gagné y su esposo, tres hombres llaman a su puerta.

“Hay uno que me dice: ‘Eres positivo’. Pregunté quién era positivo porque éramos dos en la habitación. No lo sabía. Uno de ellos hizo una llamada con su walkie-talkie y finalmente me dijo que soy yo», contó el hombre de 60 años a la prensa local canadiense.

El martes, la Sra. Gagné y su esposo se hacen una nueva prueba. El miércoles por la mañana, le dijeron que el resultado de su examen seguía siendo positivo, y les dicen que debían ser ingresados en un hospital, pues por su edad estaban en el grupo de riesgo de la COVID-19.

Una vez en el hospital, les hicieron una radiografía y otra prueba de COVID-19, cuyo costo total por cada uno de ellos fue de aproximadamente 90 dólares.

A lo largo de este proceso, ni los funcionarios que llamaron a su puerta ni el personal médico del hospital le proporcionaron pruebas de que hubiera dado positivo por COVID-19, afirma Claudia Gagné. La mujer de 60 años está convencida de que la estafaron.

Las dudas sobre su resultado positivo se intensifican cuando se cruza con otras mujeres francófonas con las que decide hablar. Juntos, se dan cuenta de que no pagaron el mismo precio por las pruebas que se les pidió que hicieran.

«Nunca he tenido COVID», aseguró. «Incluso tuve mi prueba de Biron cuando regresé aquí. ¡Nunca he tenido COVID! Tuve mi prueba. Fue negativo», añadió Claudia, quien tiene pensado presentar una demanda contra la compañía Air Canada Vacations, con quienes contrató su paquete turístico, que se resumió en estar 12 días encerrada dentro de la habitación de un hotel junto a su esposo.

Por el lado de Air Canada Vacations, no se le ofreció ninguna explicación por la situación que vivió.

«Les escribí y me dijeron que lamentaban mucho mi percance y esperaban que lo supere», dijo.

Envió otra carta al transportista, así como a Voyage à Rabais, exigiendo el reembolso por «pérdida de placer y disfrute».

También aconseja a cualquier persona que desee viajar que espere hasta que ya no se requiera una prueba de COVID-19 en Cuba antes de irse de vacaciones.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas