InicioActualidadDíaz-Canel reconoce públicamente que existen miles de cubanos en la isla viviendo...

Díaz-Canel reconoce públicamente que existen miles de cubanos en la isla viviendo en la pobreza y promete “solucionarlo en el menor tiempo posible”

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel reconoció públicamente que el país existe pobreza entre los sectores más vulnerables de la población, aunque prometió, como siempre vienen haciendo durante los últimos 60 años, que que tratarán de resolver esta situación en el menor tiempo posible; aunque no cuentan con las cifras oficiales del número real de personas con graves situaciones económicas y materiales en la isla.

“Es muy importante tener, en la mayor brevedad y profundidad posible, un retrato de los problemas por cuenta de los cuales, en Cuba, hay personas en desventaja y que necesitan ayuda”, reseñó la prensa oficial al citar a Díaz-Canel.

Cuando se encontraba sosteniendo un encuentro virtual con gobernadores e intendentes del país, el mandatario dejó más que claro que no existen datos oficiales que censen la cantidad de cubanos que viven en condiciones de pobreza extrema o media, por la carencia de recursos para satisfacer sus necesidades más básicas, tal vez por causa del desinterés gubernamental en el reconocimiento de la existencia de estos sectores.

La prensa estatal cubana reseñó el intercambio entre representantes gubernamentales de los distintos niveles, acotando que el énfasis se marcó sobre la necesidad de redirigir el trabajo social a sectores tales como mujeres de familias disfuncionales o víctimas de violencia, madres solteras y jóvenes, etc.

La reunión estuvo bastante centrada en el papel del Trabajador Social, la que se quiere rescatar y posicionar como uno de los roles más importantes para superar la crisis política que vive el país. Estas figuras fueron parte indispensable de las políticas que Fidel y Raúl Castro impulsaron en la década de los 2000 y que representaron mayor corrupción que solución en el momento.

Pese a no aclarar que se piensa retomar los proyectos de estos actores, los medios oficialistas sí precisaron que existe la posibilidad de emplear estos recursos humanos para lograr metas más puntuales.

El reconocido economista cubano Elías Amor defendió el criterio de que resulta preocupante el desconocimiento generalizado del Gobierno sobre estos problemas, los que significaron un punto de inflexión para el estallido de las protestas populares masivas de pasado 11 de julio. Opinó que la administración cubana solo intenta hacer creer que se interesa verdaderamente por el pueblo, pero presentando resistencia en identificar las causas reales del fenómeno y excusándose con la drástica carencia de recursos financieros, elemento ambiental sobre el que no tiene poder.

El especialista, a través de una entrevista al medio independiente CiberCuba, argumentó: “Ya no solo existe una falta de estadísticas económicas y sociales para realizar un seguimiento puntual de la actividad económica a corto plazo, es que ni siquiera se cuenta con una estimación razonable de la ejecución del presupuesto y su correlato de déficit público, que es el principal problema del retrato que dice Díaz-Canel”.

Los pronósticos hechos por el experto llevan a asumir que el déficit público pudiera estar rondando el 20% o más del PIB.

Para lograr la orientación de políticas públicas exitosas en caso de escasez de recursos, recomendó producir y estabilizar la economía nacional y luego intervenir y desarrollar políticas para atender a esos colectivos.

La crisis general (sanitaria, económica, política y social) que ha experimentado el país en este año fue la que provocó el desarrollo de los acontecimientos del 11J y, pese a ello, la situación no ha cambiado en más de 2 meses.

El programa gubernamental de “maquillaje político” y el llamado “Curitas de mercurocromo” no han hecho más que establecer nuevas promesas inconclusas. El primero trató de redimir la imagen pública del gobernante cubano y de su gabinete desplegando una serie de acciones de ‘bien social’ en comunidades empobrecidas y marginales, y el segundo echó a andar una maquinaria de concesiones mínimas para aplacar el hartazgo popular debido a la crisis económica.

En los últimos días, se viralizó en redes sociales el estallido de ira (captado en vídeo) de un profesional sanitario tunero que está siendo obligado a trabajar en zonas de alta peligrosidad de contagio con el coronavirus en condiciones de trabajo extremas y sin medios de protección personal: sin guantes, sin mascarilla, sin indumentaria apropiada, sin descanso y sin medicamentos.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram



Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram