InicioActualidadLas ruinas de Levisa, en Holguín: Así es vivir en un pueblo...

Las ruinas de Levisa, en Holguín: Así es vivir en un pueblo en Cuba que luce como si estuviera abandonado

El deterioro del poblado Nicaro-Levisa, en el municipio holguinero de Mayarí, fue denunciado por sus residentes, quienes caracterizaron a la localidad de «escombros y ruinas», alegando que la realidad allí es «impactante, triste, desesperante».

Publicaciones en la red social Facebook de dos vecinos de la zona donde se ubicaba el mayor yacimiento de níquel de la isla, aseveran que la localidad y sus habitantes cayeron en el abandono, siendo personas que aportaron «millones de filosos USD (dólares) al país» a base del mineral.

«Nicaro-Levisa ha pasado a ser uno de esos tantos pueblos fantasmas consumidos por una ineficacia en la gestión de gobierno a nivel local», resalta uno de los internautas.

De igual forma, refiere que la incapacidad del Gobierno llega al punto de no haber terminado la reparación de la terminal, que lleva cuatro años en el proceso; que el centro comercial está en ruinas, y con él sus bodegas, barbería, peluquería, pizzería, correo, y tiendas TRD; así como que las calles no son transitables.

Con dos decenas de fotografías como evidencia, los usuarios comentan que el policlínico local está devastado, los parques infantiles desmantelados, que hay una pésima gastronomía y una incluso peor gestión de la pandemia del coronavirus.

El internauta que se identificó como Jorge Luis Ríos García escribió que «de ser un pueblo próspero y agradable, ha pasado a ser un sitio donde no se ve por ninguna parte aquello que ahora está muy de moda ‘la cultura del detalle’. Es un lugar feo, sí FEO (duele escribirlo porque allí nací y vive toda mi familia y amigos). En fin, en Levisa, a aquello que dicen es lo último que se pierde (la esperanza) ya le hicieron el velorio».

Mi nombre es Yordanis González Durán, vivo en el poblado de Levisa y mi número de teléfono es 58826697. Dirijo estas…

Posted by Yordanis González Durán on Thursday, September 30, 2021

Por su parte, Yordanis González Durán expresó su preocupación por el futuro de sus hijos en un poblado convertido en «escombros y ruinas», tras la salida de producción de las plantas procesadoras de níquel.

Mencionó que las autoridades locales y nacionales han renegado de «un pueblo que por tantas décadas aportara millones de dólares a nuestro país».

Explicó que lo único que recibió su padre tras casi 40 años de trabajo en la industria del níquel, «gastando su vida y su juventud en la empresa», fue un televisor Panda, «y con la chequera que le pagan de jubilación no puede soñar ni con comprarse un par de zapatos».

Dijo que no quiere que sus hijos «gasten su vida» como la gastó su papá, como la está gastando él o como la gastó su comunidad, «que ya solo quedan sombras de lo que un día fue», a la vez que mostró imágenes de un pueblos depauperado, al igual que otras tantas localidades del país que carecen del más mínimo interés de las autoridades para proveer una vida digna y de calidad a sus habitantes.

Levisa fue erigida en 1962, con la construcción de 402 viviendas en lo que fue el campo de caña No. 49 de la United Fruit Sugar Company.

La principal fuente de empleo de los residentes en el territorio constituyen las empresas de la Unión del Níquel, pertenecientes al Ministerio de la Industria Básica (MINBAS).

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas