InicioDeportesEriel Sánchez, mánager de la selección cubana de béisbol, está en la...

Eriel Sánchez, mánager de la selección cubana de béisbol, está en la cuerda floja después de la fuga de 12 peloteros

El actual mánager de la selección cubana de béisbol sub-23, Eriel Sánchez, está cargando con todas las culpas por la reciente e histórica fuga masiva de peloteros durante la participación del equipo Cuba en el campeonato mundial en México.

Las cabezas del conjunto de técnicos del equipo rodarán, como mismo han hecho las de los otros otros encargados de selecciones nacionales con deserciones registradas durante competiciones en el extranjero.

Es cierto que los abandonos de beisbolistas cubanos se han incrementado desde que el ex presidente Donald Trump cancelara los acuerdos entre la Federación Cubana (FCB) y la Major League Baseball (MLB) en 2019.

Óscar Sánchez, redactor deportivo del oficialista Granma, responsabilizó totalmente al equipo técnico de la selección como único responsable de que un jugador no siga un «proceso educativo y formativo» en el que deben estar implicados «entrenadores, atletas, directivos, médicos, sicólogos, fisioterapeutas».

El reportero reprochó la no existencia de un entorno «eminentemente pedagógico» para el desarrollo de los deportistas cubanos, uno donde se fortalezcan «las dinámicas grupales, en las que se gestan los valores éticos y morales».

Incitó a los entrenadores a relacionarse «más allá del elemento técnico» con los deportistas, una propuesta que podría ser malamente ejecutada.

Aunque no nombró al espirituano, el periodista de igual apellido culpó al técnico por el éxodo masivo de jugadores sin precedentes que se dió durante la estancia de la selección en Sonora (México).

Resulta hasta gracioso el hecho de que el mánager que ahora actúa como chivo expiatorio para el oficialismo declaró antes de viajar al país norteamericano que la clasificación de jugadores para el equipo se había basado fundamentalmente en cuestiones político-ideológicas y que la Federación Cubana de Béisbol había actuado como la mayor autoridad durante el proceso.

Estas palabras pretendían justificar el hecho de que no se seleccionara a Yosimar Cousín y Yunior Tur, dos jóvenes promesas que toda Cuba considera como la vanguardia de la pelota cubana sub-23.

El redactor acusó a Sánchez de haberse mantenido demasiado pasivo durante la batalla cultural que arrebataba a la mitad de sus jugadores.

El texto, por supuesto, ahondó en que los últimos Gobiernos de Estados Unidos han pretendido minar la «Revolución» con la ruptura del acuerdo de intercambio, pues así se flagela y debilita a «un rasgo distintivo de nuestra identidad nacional y de nuestra cultura».

Explicó que existe toda una red de traficantes impulsados por entidades gubernamentales estadounidenses para trasladar a los peloteros cubanos hacia el país norteño.

El reportero oficialista no se cuestionó ni por un momento las deficiencias de la vida que se experimenta en Cuba por culpa del Estado y del Gobierno cubano, como para que la mitad de la nómina del equipo haya decidido emigrar ilegalmente a un país con tal de no regresar a su patria.

El autor citó entonces las proclamas que envían estos jóvenes deportistas a Cuba una vez emigrados: «Por este medio declaro que he asumido residencia permanente fuera de Cuba. Además, por este medio declaro que no pretendo volver a Cuba, ni me permitirán volver. Por este medio declaro que no soy funcionario del Gobierno de Cuba y no soy miembro del Partido Comunista de Cuba».

Aseguró que estas misivas son el resultado de coacciones por parte de las autoridades estadounidenses sobre los muchachos.

La selección Sub-23 también viajará próximamente a Cali (Colombia) para participar en los primeros Juegos Panamericanos Junior, con inauguración el 25 de noviembre. Por supuesto, se esperan muchísimas nuevas fugas.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram