domingo, diciembre 5, 2021
InicioActualidadOpositores cubanos dicen que Díaz-Canel está llamando a una guerra contra el...

Opositores cubanos dicen que Díaz-Canel está llamando a una guerra contra el pueblo al convocar ejercicios militares el próximo 20 de noviembre

La nueva polémica de la que toda Cuba está hablando trata sobre el reciente anuncio del Gobierno cubano sobre la celebración del Día Nacional de la Defensa justamente en la jornada en que la sociedad civil y grupos opositores cubanos convocaron a una marcha nacional por el respeto de los derechos humanos, el próximo 20 de noviembre.

Al respecto, una serie de líderes opositores y activistas han declarado públicamente que la reacción del Gobierno cubano constituye «una declaración de guerra contra el pueblo de Cuba» y «un burdo acto para aterrorizar a la sociedad civil de la isla».

El Ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR) de Cuba anunció este jueves que el próximo 20 de noviembre culminará el Ejercicio Moncada, el que incluye una serie de actividades militares a celebrarse desde el día 18 en saludo al Día Nacional de la Defensa.

El líder del partido opositor Somos+, Eliécer Ávila, defendió el criterio de que con esta estrategia, el régimen pretende ahogar con todas sus fuerzas la voluntad y la fuerza del pueblo, una reacción que solo va a actuar en su contra.

Aseveró que el Gobierno ha «declarado la guerra al pueblo abiertamente» al querer reprimir y violentar cualquier intento de «expresar un derecho cívico».

Rosa María Payá, coordinadora general de la iniciativa Cuba Decide, opinó que la amenaza, la violencia y el uso de las armas son «la única herramienta que le queda» al régimen, por lo que era evidente que la iban a emplear contra esta actividad pacífica, demostrando además que el sistema militar que rige a la isla teme ser vencido finalmente por el pueblo.

Guillermo «Coco» Fariñas, recipiente del premio Sájarov y coordinador general del Foro Antitotalitario (FANTU), afirmó que el anuncio del organismo de poder militar del país pretende «aterrorizar a la sociedad civil cubana de proyección no violenta».

Argumentó que el hecho de que el ejercicio se efectúe en el transcurso de 3 días consecutivos implica el intento por asesinar los frutos de la convocatoria opositora desde el propio día 18 de noviembre; explicando además que al haberse decretado Día Nacional de la Defensa, todos los que se sumen a la marcha o la apoyen de alguna forma podrán ser directamente detenidos y procesados penalmente por tribunales militares, muchísimo más severos que los civiles.

Aseveró que esto evidencia que el poder real en Cuba es el militar, y que constituye «un burdo acto de atemorizamiento a la sociedad civil, al grupo Archipiélago y a las organizaciones políticas opositoras que han respaldado la convocatoria».

Anamely Ramos, profesora, historiadora de arte y una de las miembros más activas del Movimiento San Isidro (MSI), apuntó que esta acción gubernamental es «muy acorde con su manera de ‘gestionar’ las crisis: con violencia».

El activista y embajador juvenil para Cuba de la organización Youth and Democracy in the Americas, Félix Llerena, dijo que el Gobierno cubano tiene verdadero miedo por una nueva rebelión popular como la del 11 de julio.

Antonio Rodiles considera que el enuncio del Gobierno pone «en la mesa de discusión qué hacer con una tiranía totalmente despótica (…) en una situación de total indefensión por parte del pueblo».

Mientras, el vicepresidente del Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC), Manuel Cuesta Morúa, opinó que en la actualidad se está librando “una batalla desigual” entre la sociedad civil y las autoridades gubernamentales, donde la primera «va ganando espacio y legitimidad paradójicamente desde la propia Constitución, que es excluyente pero que se ve obligada a reconocer ciertos derechos aprobados por el Gobierno cubano».

Por último, el integrante de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotor de Cuba Decide, Carlos Amel Oliva, insistió en que «no podía esperarse una reacción del régimen diferente», especialmente teniendo en cuenta que el mandatario cubano aún no se ha disculpado por la violencia desatada el 11J.

El dramaturgo cubano Yunior García Aguilera fue el primero en emitir una reacción pública al anuncio gubernamental. «Ante el civismo de nuestra marcha convocada en tiempo y forma para el 20 de noviembre, [las autoridades cubanas] responden con la amenaza de los tanques», dijo el activista en Facebook.

No obstante, recalcó que la convocatoria se mantiene y la marcha se va a realizar. . «Nosotros seguiremos firmes en el camino del civismo y la paz. Armas, no. ¡Derechos!», escribió, acompañando el mensaje con las etiquetas #YoMarchoEl20N y #FloresParaLosTanques.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas