InicioActualidadHasta la moringa que prometió Fidel Castro escasea en Cuba

Hasta la moringa que prometió Fidel Castro escasea en Cuba

La famosa moringa, uno de los proyectos más ambiciosos de las últimas etapas de Fidel Castro como líder supremo oficial de Cuba, parecería un cultivo de escaso consumo en la población cubana en la actualidad, pero constituye el ingrediente principal de varios productos de la llamada «medicina natural» que las farmacias estatales cubanas comercializan, incluyendo píldoras, té y galletas de sus hojas y arroz inflado.

Estos productos del árbol oriundo de la India constituyen el único rastro que ha quedado del vertiginoso proyecto planteado hace una década por el Gobierno.

La habanera farmacia de las calles Carlos III y Soledad tiene a la venta píldoras rellenas de moringa seca, las que se publicitan como suplemento nutricional, sin demasiado detalle en la etiqueta sobre sus supuestos beneficios para la salud.

Una de las empleadas de dicho establecimiento explicó que este producto tiene alta demanda, agotándose en el mero día en el que es surtido, pues se compra para mantener o bajar de peso.

No obstante, este efecto nunca fue listado en la lista de maravillas que Castro promovió hace 9 años en los escritos de reflexiones que redactaba luego de haberse retirado de la vida pública y política, los que el mismo Noticiero Nacional de la Televisión Cubana (NNTV) en su emisión estelar y el resto de prensa oficial divulgaba.

La siembra de esta planta y la comercialización de sus derivados fue cayendo en el olvido cuando Castro murió.

En estos meses, cuando el país lleva inmerso en una severa crisis general (incluyendo una drástica escasez de medicamentos convencionales), la farmacia internacional del reparto Guanabo (el de una de las más importantes playas del este de la capital) solo tiene en exhibición unos pocos productos de moringa.

Las tiendas en moneda nacional están vacías o con colas extenuantes para productos como pollo o picadillo a raíz de la severa crisis económica. Por tanto, algunos de los visitantes que se alojan en las casas particulares de las cercanías deciden darle una oportunidad a las galletas. «No están mal, aunque un poco socatas porque dice la empleada que llevan bastante tiempo ahí y no tienen mucha salida», explicó una bañista.

Dijo que no habían encontrado comida en todo Guanabo y que las compró principalmente para el desayuno. En la etiqueta se lee que son producidas en la Entidad de Ciencia, Tecnología e Innovación Sierra Maestra, en Siboney.

Una vecina cercana a la farmacia de Carlos III mencionó que los derivados más populares de la planta siguen siendo los paquetes de moringa, los cuales de venden en 21 pesos y pueden ser usados para infusiones, aunque le han comentado que «la gente la usa hasta para agregar a las comidas y aderezar ensaladas».

Otro residente de la zona lamentó que «ni siquiera la producción de moringa, de la que tanto hablaron ellos mismos, se ha logrado cumplir como prometieron». Dijo que se acaba enseguida le avisan que llegó a la farmacia. «Ya esto está como la carne de res: escasa y solo se consigue con contactos», sentenció.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram