jueves, diciembre 2, 2021
InicioActualidadDíaz-Canel reconoce que su Gobierno teme que la entrada de cubanos cause...

Díaz-Canel reconoce que su Gobierno teme que la entrada de cubanos cause un rebrote del COVID en el país

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel confesó sentirse preocupado por la posible presentación de un nuevo y más fuerte brote de COVID-19 tras la apertura de fronteras nacionales, acentuando su inquietud sobre los cubanos residentes en el exterior que vengan a Cuba a visitar a su familia, y no sobre los turistas internacionales (los mismos que provocaron la crítica situación epidemiológica en Matanzas hace unos meses).

Explicó que fue el fin de año del pasado 2020 «el que nos complicó y el que nos entró en el pico pandémico del cual estamos saliendo ahora», cuando miles de cubanos regresaron a la isla tras meses de hermetismo internacional para encontrarse con sus allegados.

Aseguró que el reto que pronto enfrentará el país es controlar la situación epidemiológica antes de que se convierta en una nueva ola de contagios y muertes, asegurando que desde ahora las autoridades tienen la responsabilidad de establecer las estrategias para el arribo del turismo y de nacionales desde el extranjero, por lo que hay que tener especial cuidado con no estropear para el fin de año el avance que se ha logrado.

Las fronteras cubanas abrirán al turismo foráneo el próximo 15 de noviembre, con base en las aparentes mejorías que muestran las cifras epidemiológicas oficiales de las últimas semanas. No obstante, la pandemia de coronavirus en la isla aún no está controlada y las provincias con polos turísticos podrían empeorar.

El gobernante reconoció que «todavía hay algunas oscilaciones numéricas», pero que los niveles registrados son suficientemente bajos como para confiar en que abrir las fronteras a los vuelos comerciales es una iniciativa oportuna, manteniendo un estricto cumplimiento de todas las medidas restrictivas.

Aunque la normativa supondrá modificaciones para los protocolos sanitarios en el país, su implementación continuará siendo severa. Ningún viajero tendrá que pasar por períodos de cuarentena obligatoria, sino que se les tomará la temperatura, se les exigirá el certificado de vacunación o una prueba PCR con resultado negativo y se realizarán controles aleatorios en los aeropuertos.

En las instalaciones hoteleras, los turistas tendrán que acatar rigurosas limitaciones.

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) reportó este sábado un total de 1.946 nuevos contagios, lo que constituyó la primera vez en que el número bajó de 2.000 casos desde el mes de junio.

Sin embargo, la población cubana lleva meses sospechando sobre el subreporte de casos en los partes del MINSAP, sobre todo por la coincidente caída de los casos positivos y los fallecidos por COVID-19 desde anunciada la apertura de fronteras.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas