InicioActualidadEl arroz y el azúcar extra que vendió el Gobierno cubano a...

El arroz y el azúcar extra que vendió el Gobierno cubano a la población tras las protestas del 11 de julio están en falta ahora

El Gobierno cubano no ha distribuido a la población de Holguín el total de productos pertenecientes a la canasta básica racionada del mes, cuando ya ha transcurrido la primera quincena de octubre.

Uno de los consumidores damnificados, Ismael, aseguró que solo les habían repartido 2 míseras libras de arroz y una de azúcar, de entre los 19 productos normados que el presidente Miguel Díaz-Canel tanto ha defendido ante las Naciones Unidas.

Contó que es normal que falten algunos alimentos por ser repartidos a principios de mes, pero luego siempre terminan llegando.

El arroz es el alimento base de la dieta del cubano, tanto que según estadísticas oficiales, cada habitante de la isla consume un promedio de 11 libras mensuales.

La libreta de abastecimiento solo da derecho a comprar 7 libras per cápita a precios subsidiados, así que el resto de arroz necesario para sobrevivir durante todo el mes lo debe conseguir cada cubano a como pueda, con gran dificultad y a elevados precios, en mercados estatales, alternativos o en el informal, debido a que el Gobierno es dueño de toda la red de comercio mayorista en la isla y de la mayoría del minorista.

El grave desabastecimiento y la crisis económica que existen en Cuba en los últimos años y el proceso inflacionario impulsado por la aplicación de la estatal Tarea Ordenamiento, causaron que los precios de todos los productos, y sobre todo de los más básicos, se hayan disparado en el mercado negro, llegando a septuplicarse.

Sin embargo, luego del estallido de las históricas protestas populares del 11J, el Gobierno subió temporalmente la cuota de arroz normado a 10 libras (3 más que antes), como parte de la serie de concesiones dirigidas a calmar el hartazgo y la ira de la población.

Humberto, un jubilado que depende directamente de los productos racionados para sobrevivir debido a su insuficiente chequera (un mal que sufren todos los pensionados cubanos), llegó a la conclusión de que el arroz adicional que se repartió en los meses de agosto y septiembre era el de octubre y por eso no se ha distribuido aún el producto en las bodegas.

Cecilia, madre de 3 hijos menores de edad, alegó que la libra de azúcar está costando 55 Pesos Cubanos (CUP) y la de arroz 70 CUP en el mercado negro, pero que el principal reto es encontrar a un proveedor que tenga mercancía, pues son alimentos en escasez.

Evidentemente, la decisión de incrementar la cuota de arroz racionado (a una cantidad todavía insuficiente) no tuvo ningún tipo de sustento financiero, lo que ha traído consecuencias de atraso con la distribución del producto; y el problema del azúcar se puede deber a la zafra azucarera actual, una de las peores de la historia de Cuba, habiendo producido apenas el 66% de lo planificado (que es menos del 10% de la mayor zafra cubana, alcanzada en 1970).

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas