InicioActualidadNiegan la entrada en el Vaticano a cubanos que iban a asistir...

Niegan la entrada en el Vaticano a cubanos que iban a asistir a la misa del Papa este domingo

El Vaticano ejerció su derecho de admisión y negó la entrada al lugar a cientos de cubanos que deseaban asistir a la misa del Papa este domingo, tras recibir información sobre un posible atentado a la Santa Sede por parte del grupo de inmigrantes.

La concentración de cubanos estuvo formada por residentes en Italia y en otros países de la región, los que pretendían acudir a la misa del Angelus, oficiada por el Papa Francisco, para visibilizar allí la Marcha Cívica por el Cambio del próximo 15 de noviembre en Cuba y la situación que viven los presos políticos en la isla.

La Guardia de la Ciudad del Vaticano se apresuró entonces a denegar su entrada a la Plaza de San Pietro y a explicarles que había recibido información sobre un supuesto atentado a realizarse por cubanos en esa locación.

Uno de los isleños participantes en la manifestación contó que los guardias instalaron barreras metálicas para bloquear su acceso.

Relató que el primero en ser requisado fue el jefe de la gendarmería del Vaticano, quien les fundamentó que la Santa Sede ve a la manifestación pacífica «como un acto hostil»

Por su parte, el presentador e influencer Alexander Otaola, allí presente, solicitó intercambiar palabras con un miembro del clero del Vaticano, por lo que le fue enviado un Cardenal. El conductor cubano viajó a Roma exclusivamente para participar en la concentración.

El youtuber lamentó que en el Vaticano esté prohibida la entrada con insignias nacionales y patrias, a lo que aseveró: «Esto es una verdadera vergüenza y es discriminatorio».

Según un participante, la Ciudad del Vaticano impuso ciertas condiciones como «sin consignas ni carteles, sin banderas y solo cincuenta personas pueden entrar».

Declamando la emblemática estrofa de los versos «Mi bandera», de Bonifacio Byrne, los presentes respondieron con rezos de Ave Marías y Padres Nuestros, mientras algunos se arrodillaban o se acostaban en el pavimento, en señal de paz.

En el Vaticano, es común el uso de insignias nacionales es común, lo que deviene en el extrañar de los cubanos por no poder exhibir la bandera cubana. Otro grupo de cubanos residentes en Italia asistieron a la misa del Angelus portando banderas a solo una semana de haberse producido el 11J, en aras de llamar la atención del Papa ante la represión que se vive en la isla.

En ese entonces, el Papa Francisco pidió «paz, diálogo y solidaridad» para Cuba, alegando estar «cerca del pueblo cubano en estos momentos difíciles».

En las últimas horas trascendió que la Fiscalía está pidiendo sanciones de hasta 27 años de privación de libertad por cargos de sedición para 75 de los más de 500 manifestantes del 11 de julio que continúan tras las rejas actualmente, entre los que se encuentran menores de edad.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas