miércoles, diciembre 8, 2021
InicioActualidad¿Qué les espera a los turistas en Cuba cuando reabran las fronteras...

¿Qué les espera a los turistas en Cuba cuando reabran las fronteras el 15 de noviembre?

El Gobierno cubano anunció que la flexibilización de los controles relativos a la pandemia de coronavirus en la isla se adelantaría en una semana a la reapertura oficial de las fronteras al turismo internacional, debido a la urgencia por atraer a los pocos turistas que se aventuran a veranear en esta situación epidemiológica mundial, en competencia con mercados caribeños con mejores condiciones en calidad y precios.

De esta forma, se eliminó la obligatoriedad del período de cuarentena para los viajeros, además de que se estableció el requisito de presentar un pasaporte de salud o certificado internacional de vacunación para la entrada al país.

Juan Carlos García Granda, ministro cubano de Turismo, anunció que la apertura de La Habana, o su entrada en la «nueva normalidad», sucedería el 20 de octubre.

Aunque los 2 destinos turísticos más importantes de la isla (Varadero y La Habana) aparentan tener la situación pandémica bastante controlada, deberán hacer sus mejores esfuerzos para que el escenario no desemboque en otro gran desastre sanitario como el de principios de este 2021.

Por su parte, el balneario matancero ha permanecido hasta el momento alojando a visitantes internacionales con capacidades reducidas y medidas restrictivas.

La Habana alberga la campaña regional de vacunación poblacional más adelantada de la isla, y se encuentra inmersa en un colosal programa dirigido a revivir la achacada economía actual, por lo que traerá novedades a los turistas como las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), únicas mínimamente surtidas.

Los visitantes también llegarán a un país donde las kilométricas colas para comprar productos básicos se han convertido en costumbre, aunque las autoridades las hallan trasladado hacia calles laterales para trata de ocultarlas de ellos.

Las ofertas de esparcimiento y abastecimiento que recibirán a los foráneos serán pocas y malas, nada que ver con la prosperidad del esplendoroso boom turístico de la isla, pero serán mejores que las de los cubanos.

Los primero casos de coronavirus se detectaron en la isla en marzo del año pasado, lo que desencadenó una debacle económica a nivel nacional. La economía siguió hundiéndose y las medidas anunciadas durante 10 años para abrir y eliminar las trabas no llegaron. A ello se le sumó la unificación monetaria y cambiaria, que hizo de la llamada “Tarea Ordenamiento” un salvavidas ponchado.

Por tanto, las importaciones cayeron en picada y las producciones no aumentaron, por lo que la oferta de productos desapareció; se generó una inflación desmedida, el salario recién multiplicado dejó de valer y el mercado ilegal floreció entre el desabastecimiento. Este panorama recibirá a los visitantes extranjeros el próximo 15 de noviembre, mientras que miles de cubanos ven en el éxodo la única esperanza.

El Gobierno espera recibir 100.000 turistas en los últimos 45 días del año, y en función de atraerlos, se divulga que más del 90% de la población tendrá la inmunización garantizada.

Un rebrote del virus constituye una posibilidad latente, condicionado por el aumento de la movilidad de la población y los turistas dentro del archipiélago. Y es muy probable que la humanidad tenga que aprender a sobrevivir con el COVID-19, como ha hecho con la gripe y el dengue. La “nueva normalidad” solo dependerá de la precaución personal, familiar y laboral.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas