InicioCrónica RojaCubana que conduce Uber en Miami fue golpeada por un cliente furioso,...

Cubana que conduce Uber en Miami fue golpeada por un cliente furioso, que terminó rompiéndole el labio y dejándole un moretón en el ojo

Una conductora cubana que maneja un Uber en Miami denunció que fue agredida y golpeada por un pasajero furioso el pasado sábado por la mañana en Overtown.

El ataque ocurrió alrededor de las 10 a.m. cerca de las calles 1ra y 13 del noroeste. Sumey Martínez Arzuaga dijo que el pasajero quería que ella hiciera dos paradas durante el viaje y ella le dijo que fuera rápido.

“Entonces yo le digo que entre una parada y otra tenía que ser rápido, porque a veces los pasajeros hacen eso, de demorarse hasta 20 minutos”, precisa la mujer.

Fue entonces cuando el pasajero se enojó, pidiéndole a Martínez que cancelara el viaje, a lo que la conductora cubana accedió, comunicándose para informarlo con la compañía. La situación desató aún más a furia del pasajero y supuestamente le escupió en la cara.

Martínez salió del auto y amenazó con llamar al 911. Ella y el pasajero tuvieron dificultades para comunicarse porque no sabe inglés.

La cubana cree que eso fue lo que pareció desencadenar aún más su enojo. Él le dio un puñetazo en la cara y salió corriendo.

“Cuando ya yo viro así que lo vuelvo a mirar, ya yo no vi ni cuando él me levantó la mano que me dio un puñetazo que mira como tengo todo esto me partió la boca por dentro por fuera me dieron cuatro puntos en el hospital», comentó la cubana en entrevista con Telemundo 51.

«Ya no me siento segura», dijo, y agregó que no tiene miedo de volver a conducir para un viaje compartido.

Las imágenes muestran a Martínez con un labio ensangrentado y un ojo morado. Ella denunció el incidente a la policía, quienes dicen que están investigando.

Uber no respondió a las solicitudes de comentarios, pero Martínez dijo que un representante de la compañía la llamó al hospital para conocer sobre la situación.

Miami Fire Rescue respondió a la escena. Martínez dijo que fue al Hospital Palmetto luego del ataque, donde recibió puntos de sutura en el labio y una vacuna contra el tétanos y análisis de sangre porque la saliva del hombre le entró en el ojo.

Martínez dijo que vino recientemente de Cuba y ha estado trabajando con Uber durante siete meses.

Salir de la versión móvil