InicioDeportesNi Lisbán Correa ni Pedro Álvarez podrán jugar la próxima Serie Nacional...

Ni Lisbán Correa ni Pedro Álvarez podrán jugar la próxima Serie Nacional cubana de Béisbol

Aunque todavía no haya comenzado ni la fase de entrenamientos oficiales de los equipos miembros de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba, ya se conoce que algunos de los jugadores estrellas de la plantilla de la Federación Cubana de Béisbol no podrán participar en este certámen debido a razones de burocratismo y a malas prácticas por parte de los directivos correspondientes.

La dirección deportiva de la capital dio una conferencia de prensa esta semana, donde explicó que no sería posible aplicar a esta campaña la diferenciación salarial que los atletas tanto han demandado, pues hasta ahora los jugadores regulares y las estrellas de los equipos no cuentan con el mismo salario.

El periodista del oficialismo Boris Luis Cabrera informó este sábado desde la página de Facebook Por la Goma que Lisbán Correa (líder jonronero y Jugador Más Valioso del año pasado) pidió la baja del equipo habanero de Industriales. También precisó que Pedro Álvarez, lanzador de Sancti Spíritus, no fue autorizado para formar parte de la escuadra provincial.

Correa, también conocido como «El Billy», se retiró de la liga de béisbol nacional luego de una pésima actuación en la Liga Mexicana, además de por la extrema lentitud de los federativos cubanos en la gestión de su contrato profesional.

Logró entrar, de forma independiente, en la Liga Profesional de Panamá para la próxima temporada. El jonronero aseguró que estaba dispuesto a continuar siendo integrante de Industriales, pero negó esto luego.

Su esposa, quien funge como portavoz del beisbolista, retornó a la capital hace un mes pra tratar el caso con las autoridades pertinentes. Recibió una negativa después de algunos encuentros, algo que los aficionados no logran entender. La comunidad fanática argumenta que otros atletas que no pertenecen a la Federación han estado autorizados para jugar con sus equipos provinciales, y hasta han llegado a integrar la selección nacional.

Mientras, Álvarez, quien integró la selección nacional en 2019 para los Juegos Panamericanos de Lima, había pedido la baja de Sancti Spíritus alegando problemas personales que no fueron atendidos por los dirigentes deportivos de su territorio. El lanzador dijo haber tomado la decisión de no continuar jugando, pero recibió llamadas que lo persuadieron para la preselección azul.

La «respuesta» recibida en su territorio de residencia consistió en que la solicitud estaba fuera del tiempo establecido, y que deberá esperar dos años para poder trasladarse a ese equipo, de acuerdo con declaraciones del atleta en varias entrevistas.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas