InicioEconomía y negociosTomarse un simple refresco en una cafetería particular en Cuba es un...

Tomarse un simple refresco en una cafetería particular en Cuba es un dolor para el bolsillo de cualquier cubano de a pie

Previamente al reordenamiento económico, el Gobierno de la isla instauró los precios máximos de algunos bienes. Aquí se encuentran las bebidas, ya sean refrescos de lata, cervezas o jugos las cuales son muy requeridas, especialmente durante los meses de julio y agosto en el país.

En varios momentos, se han modificado los precios, pero han sido variaciones leves. Por otra parte, el caso de los refrescos de lata, es alarmante y requiere una atención especial en un momento en el cual los alimentos y bebidas llegan a precios inalcanzables en la isla desde inicios de esta situación epidemiológica y del reordenamiento monetario.

Un milagro sería poder beber un refresco Tu Kola, hallar agua en una zona desértica sería menos complicado. Mientras que, consumirlo en los establecimientos particulares, es un fuerte golpe, ya que oscila entre los 75 y los 100 pesos cubanos, a veces más caro. Para eliminar las ansias de beber algo o de satisfacer el deseo de tomar una bebida refrescante, hay que pagar esos valores.

Meses atrás, por ese precio, lograbas adquirir varias. Es evidente, que, en aquellos momentos cercanos todavía, no imaginábamos que la situación empeoraría tan rápido.

Recordar los precios del Estado para las bebidas hace un tiempo es doloroso para el país, el cual es víctima de la invariabilidad de los valores de los productos. No coincide actualmente lo establecido con lo que se observa diariamente.

Por esto, existen muchas dudas. Como, por ejemplo: ¿el Estado no piensa imponerse ante esta situación, ya que los valores impuestos se violan en los negocios particulares? Aun así, lo más alarmante es no saber hasta cuándo será así.

Ante esto, el Gobierno, mediante el Decreto Ley 30, el cual se encuentra en la Gaceta Oficial No.8 Extraordinaria del 29 de enero de 2021, ha respondido con la meta de detener el crecimiento de estos valores irracionales.

Este decreto está vigente para los ciudadanos cubanos que vendan estos productos en sus establecimientos y autoriza las sanciones a aquellos que no respeten el valor asignado a cada producto.

Primeramente, se registraban grandes cantidades de pesos cubanos y sanciones. Hoy la situación es otra, ya que, si una de estas bebidas tiene un valor de 90 pesos cubanos, el decreto no se cumple.

Destacar el caso de los refrescos enlatados, es un crimen en medio de la situación por la que atraviesa la isla con la escasez de alimentos y otros productos altamente requeridos, pero esto se debe a los errores que cometidos en el medio económico en que se encuentra este producto.

La recomendación en estos tiempos es no consumir Coca Cola y beber mucha agua, es más beneficiosa que cualquiera de estas bebidas. Como expresó el reconocido jugador Cristiano Ronaldo, haciendo que esta empresa perdiera muchísimo dinero. Además, ahora mismo el agua es más fácil de conseguir en Cuba.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas