InicioActualidadDos detenidos y un hospitalizado a consecuencia de violencia policial contra estudiantes...

Dos detenidos y un hospitalizado a consecuencia de violencia policial contra estudiantes sudafricanos en Villa Clara

El caso de violencia policial desatado este domingo por las autoridades policiales de Villa Clara contra un grupo de estudiantes sudafricanos de la Universidad de Ciencias Médicas de esa provincia dejó a 2 jóvenes retenidos por la Policía y a uno de ellos hospitalizado por severas lesiones.

Fuentes cercanas a los implicados declararon que el conflicto fue causado por la prepotencia manifestada por los oficiales de Policía, los que llegaron al campus a las 11:30 a.m. exigiendo el fin de un multitudinario festejo que el estudiantado extranjero de esa sede de altos estudios se encontraba desarrollando.

Se trataba de una fiesta de cumpleaños para varios estudiantes que habían cumplido aniversarios el jueves y el viernes previos al fin de semana, y las fuentes aseguraron que la administración de la residencia estudiantil había dado permiso para las celebraciones.

Se precisó que 2 agentes de Policía ingresaron en la residencia sin autorización de la universidad para demandar el cese de la fiesta, y la forma en que comunicaron la orden provocó el altercado, ya que los muchachos sudafricanos simplemente no comprendían la razón por la que no podían celebrar si ya se habían flexibilizado las restricciones para eventos culturales por motivo de la pandemia de coronavirus.

La muchedumbre intentó razonar con las fuerzas del orden cubanas y propusieron continuar con la actividad tras bajar el volumen de la música.

La fuente citada aseguró que ningún estudiante agredió física o verbalmente a los uniformados, y aún así, la reacción de estos fue violenta y con uso desproporcionado de la fuerza, algo que confirman los vídeos divulgados en redes sociales sobre el suceso. Fue entonces que 2 de los jóvenes foráneos fueron arrestados.

Contó que «llevaron a 2 muchachos a la policía», y que después «llamaron a inmigración, a relaciones internacionales y liberaron a los dos compañeros». Añadió, sin aportar más detalles de las circunstancias o del diagnóstico médico, que «ya fuera de la escuela, se cayó un compañero porque no era consciente [perdió el conocimiento], con falta de aire, lo llevaron al hospital y le pusieron oxígeno y todo eso». Sin embargo, esclareció que, a la mañana siguiente, el enfermo retornó a la residencia estudiantil y que se encuentra mejor.

Un estudiante cubano comentó que sus compañeros sudafricanos «tenían puesta música en la beca» y que la policía con la orden de que la quitaran. El joven narró que los muchachos se mostraron interesados en disminuir el volumen y seguir celebrando, teniendo en cuenta que «todos los bares y las piscinas están abiertos».

Asimismo, enfatizó en que las fuerzas represivas tuvieron una actitud violenta, abalanzándose sobre los sudafricanos a «galletas y golpes», en tanto que «los africanos no tiraron ni un golpe» de vuelta, según aclaró el cubano.

La prensa oficialista se apresuró a culpar de lo ocurrido a los estudiantes extranjeros implicados, sin hacer mención de la violencia policial ni tener en cuenta testimonios de los presentes en el conflicto.

Fotografías del altercado fueron divulgadas por la Unión de Estudiantes Africanos en Cuba (UEA), la que salió en defensa de los estudiantes sudafricanos. Las imágenes se volvieron virales y fueron replicadas en diferentes plataformas hasta llegar a las autoridades del país de origen de los jóvenes.

El Gobierno de dicha nación publicó, horas mas tarde, una declaración oficial mediante la cual anunciaba que procedería a investigar el incidente.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas