InicioActualidadGobierno cubano vuelve a vanagloriarse de que la marcha del 15N fue...

Gobierno cubano vuelve a vanagloriarse de que la marcha del 15N fue todo un ‘fracaso’

El Gobierno cubano calificó de «fracaso» la Marcha Cívica por el Cambio, convocada por la plataforma ciudadana Archipiélago para el pasado lunes 15 de noviembre, ya que esta no se pudo llevar a cabo debido al fuerte operativo represivo-preventivo que desplegaron las autoridades durante esos días.

El Ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, acusó al Gobierno de Estados Unidos de financiar estas iniciativas opositoras, alegando además: «Está claro que lo que llamé una operación fallida, una operación de comunicación política organizada y financiada por el Gobierno de Estados Unidos, con fondos millonarios y el uso de agentes interno, fue un fracaso absoluto».

El canciller declaró a la agencia de noticias AP que los activistas y movimientos cívicos en oposición a su administración no representan a la mayoría del pueblo cubano, y cuestionó la gran atención mediática que recibieron las protestas del 15N. Afirmó «que Cuba es el único país del mundo en el que una protesta que no sucedió se convierte en noticia nacional».

El funcionario evitó mencionar la fuerte militarización que el régimen desató en las calles y los bloqueos de los principales activistas en sus propias viviendas.

Fuerzas policiales, militares y paramilitares lograron cercar con actos de repudio a los líderes opositores, evitando que pudieran salir de sus casas y quebrando su espíritu de lucha. Esto pasó con el principal promotor de la jornada de manifestaciones cívicas, Yunior García Aguilera, además de con la activista Thais Mailén y la cantante la Diosa de Cuba.

Rodríguez alegó que los organizadores de estas manifestaciones pretendían provocar sucesos similares a los del pasado 11 de julio, cuando miles de cubanos tomaron las calles del país para exigir libertad, el cese de la violencia y el respeto a los derechos humanos en la isla.

El canciller tildó estas protestas de ser protagonizadas por un «sentimiento antigubernamental». Reiteró que los preparativos de la marcha estaban siendo impulsados desde Estados Unidos, indicando que «menos del 2%» de usuarios de Twitter que promocionaban las protestas «estaban en Cuba».

Insistió en que el régimen cubano no tuvo vínculo alguno con la repentina salida del país de Yunior García (quien llegó a España este miércoles). Alegó: «Supongo que está ejerciendo el derecho que tiene cualquier cubano a viajar y moverse libremente. No hay capacidad de mártir en quienes organizan este tipo de farsas y operaciones fallidas bajo instrucciones y financiamiento del gobierno de EEUU».

Llamó una vez más al Gobierno de Joe Biden a eliminar las restricciones de viajes a la isla y demás limitaciones relacionadas con el embargo económico. Aseveró: «Ojalá les dieran a los estadounidenses la libertad de viajar y que pudieran venir a Cuba y conocer la realidad de primera mano y descubrir el engaño al que son sometidos con frecuencia, con el objetivo de sostener una política obsoleta, genocida que viola los derechos humanos e internacionales, y causa sufrimiento al pueblo cubano» (…) «La realidad diaria de los cubanos sigue siendo difícil, viviendo bajo el peso de las medidas del bloqueo, en particular de las medidas de Trump durante la pandemia».

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas