InicioActualidadAlex González, la historia de un joven cubano que llegó a Estados...

Alex González, la historia de un joven cubano que llegó a Estados Unidos y comenzó vendiendo donas, para ahora ganar miles de dólares con su empresa de traiding

A los 15 años, Álex González, un joven de padres que huyeron de Cuba para darle la mejor oportunidad a su familia, comenzó a trabajar para Dunkin Donuts, una afamada cafetería de Estados Unidos, pero había un problema, pese a que Álex daba el 100 por ciento en su trabajo, se dio cuenta que no importaba cuánto trabajara, el estilo de vida que quería no lo iba a lograr de esa forma.

Para Álex, la solución a esto era ganar más dinero, así que consiguió un trabajo de fin de semana a tiempo parcial en la feria peleando a la gente de un lado a otros de sus autos y así fue como ahorra un poco dinero para buscar el estilo de vida que él quería.

«Mientras trabajaba más de 65 horas a la semana durante el transcurso de un año, ahorré la mayor cantidad de capital posible para perseguir mi sueño de convertirme en emprendedor. Este capital permitió que un buen amigo y yo abriéramos nuestro negocio de arbitraje de alquiler», explica en su página web.

A partir de ese momento, encontraron un gran éxito, pero querían expandir su alcance empresarial y tuvieron la fortuna de que se les acercara un inversor que estaba dispuesto a pagar mucho dinero para hacerse cargo de su empresa.

Al vender su negocio, Alex tomó esto como una señal y una oportunidad para estudiar a la industria financiera y la idea de poder trabajar desde cualquier lugar sin límite a las ganancias  potenciales lo tenían de lleno trabajando en su próximo proyecto.

Después de innumerables horas de prueba y error, altibajos y muchas emociones y que nunca perdiera de vista la vida que quería vivir, Alex lo logró, entró a la industria financiera para cumplir su sueño de tener el estilo de vida que tanto quería.

«Mi siguiente proyecto en la vida es poder pasar esta sabiduría a otras personas emprendedoras. Mi inspiración es que mi padre es un inmigrante de la dictadura de Cuba y él huyó del país en balsa, igual que mi madre, quien vino con un golpe de suerte y lo único que he visto de ellos ha sido mucho sacrificio y trabajo las 24 horas del día, los siete días a la semana», manifestó.

Debido a su persistencia hoy en día, es un trader a tiempo completo que disfruta del fitness y de vivir la vida al máximo con grandes personas a su lado.

Actualmente, Alex es un emprendedor que además de dictar cursos y charlas a través de la plataforma Zoom, sobre los negocios del trading (compra venta de divisas), es educador y mentor de quienes desean aprender sobre este tipo de mercados.

Alex se inició en el mundo financiero porque «todos los días hacía trading en vivo con mi grupo de mentores y copiaban los mismos movimientos que yo realizaba».

También brinda, en su sitio web, orientaciones a las personas interesadas, pero que no saben nada sobre Forex ni cómo funciona.

 

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas