domingo, enero 23, 2022
InicioActualidadParques infantiles de La Habana... entre olvidos, aparatos oxidados y rotos, y...

Parques infantiles de La Habana… entre olvidos, aparatos oxidados y rotos, y las malas yerbas creciendo por doquier

La reapertura del capitalino parque infantil de la calle 104 entre 39 y 41 (Marianao) dejó mucho que desear, pues las madres y padres que llegaron junto a sus hijos se toparon con el severo deterioro que aqueja al recinto. Luego de una buena cantidad de meses cerrado, tras la prohibición territorial de la circulación de menores de edad por las calles, los parques cubanos han despertado de su letargo recubiertos por óxido.

Una de las madres que asistió al primer día de operaciones del parque habanero se quejó de que tan oxidados los aparatos, se le debería llamar «el parque del tétano».

Justo antes de decidir retirarse con su hijo alegó: «El tiovivo es prácticamente una cuchilla de cortar pies, todo un desastre (…) Vámonos, que los tiempos no están como para meterse en un hospital».

El período de más de un año de cierre tras declarar cuarentena obligatoria para enfrentar la pandemia de coronavirus no fue aprovechado para renovar las instalaciones, por lo que ahora los parques han recibido a los pequeños en alarmantes condiciones de abandono.

El malestar no ha sido exclusivo a los tutores, pues los menores también se han sentido indignados y afligidos por la situación.

Una de las niñas que se encontraba en 104 preguntó: «Papi, ¿por qué todo está roto y sucio?», y su padre no tuvo más remedio que contentar: «La crisis económica mi amor, el país no tiene recursos para arreglar nada ahora mismo».

Sin embargo, y aunque esta respuesta pueda resultar un poco cruda, no incluyó la parte de que el Gobierno cubano prefiere invertir en hoteles de lujo para turistas que en instalaciones para su pueblo, para sus pequeños.

El dúo fue seguidamente a comprar helado en la cafetería de la esquina con tal de que a la niña se le pasara el disgusto.

Los pocos menores que quedaron retozando en el parque se vieron obligados a innovar juegos debajo de las estructuras que hace un tiempo soportaron a los columpios y a los barquitos.

En lo que cuidaban que sus hijos no se hicieran daño, los padres y madres también debían estar vigilando que no traspasaran los límites del lugar en lo que disfrutaban, pues los más de 10 metros de malla que cercaban el sitio también habían desaparecido.

No obstante, el órgano de prensa del Partido Comunista de Cuba (PCC), el diario Granma, anunció con bombos y platillos la reapertura de los parques como parte de la jornada de celebraciones en saludo al Aniversario 502 de La Habana.

El texto titulado «La alegría toma los parques de Cuba» fue recordado por un padre que llevó a su familia a pasar el día en el parque de La Pera, quien afirmó: «Los que tienen que tomar los parques son los albañiles y los metalúrgicos, porque más que alegría, lo que da es tristeza ver este nivel de abandono».

En esta decadente locación del municipio Plaza, el muro de bloques que constituye la cerca perimetral sufrió varios desprendimientos de pedruscos cuando los niños estaban jugando cerca o apoyados en él. Sus bloques se han aflojado debido a los meses de sus constantes robos, debido a la profunda escasez de materiales de construcción que sufre el país.

Mientras, el parque también expone metales partidos, tornillos sueltos y demás riesgos para la salud de los pequeños.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Fuente14yMedio
Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas