domingo, enero 23, 2022
InicioActualidadLos padres en Cuba rompiéndose la cabeza para comprarle una mochila a...

Los padres en Cuba rompiéndose la cabeza para comprarle una mochila a sus hijos para la escuela y el Gobierno comienza a producirlas pero solo para tiendas en MLC

El Taller 115 Celia Sánchez Manduley, empresa estatal cubana en la ciudad tunera de Puerto Padre, acaba de reanudar sus operaciones con la producción de mochilas, destinadas a ser exclusivamente vendidas en la red nacional de tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC).

El diario oficialista Periódico 26 reportó que «a pesar de las diversas limitantes impuestas por el Covid-19 y el déficit de recursos», la planta comenzó con la confección de mochilas sin mayores contratiempos.

La directora de la entidad, la ingeniera Alicia Reyes Labrada, explicó que no se habían realizado producciones de talabartería en este año 2021 por la escasez de materia prima, pero desde el día que esta fue recibida (suficiente para los meses de noviembre y diciembre), la producción se destinó a la venta en MLC, con un plan de 6.000 unidades del modelo Mochila 31 del 2021 entre ambos meses.

Sin embargo, esta institución ya presenta obstáculos para cumplir el plan de entrega, pues aunque cuente con el material fundamental para la confección de las mochilas, el déficit de espuma es una limitante para concluir su producción.

Pese a que el Gobierno cubano ha exhortado a la canalización de casi todas las fuerzas productivas estatales hacia el mercado nacional en dólares y hacia la exportación, esta subordinada de la estatal Thaba (y tercera de su tipo en la provincia) solo necesita trasladar la materia prima necesaria desde La Habana hacia su taller en Las Tunas para cumplir con los diagnósticos.

El medio local alegó que los empleados de este taller han aumentado sus esfuerzos para poder alcanzar un ritmo productivo de 150 unidades por jornada.

La funcionaria reconoció que como cada mochila necesita de 36 operaciones para completarse y solo se cuenta con 20 cosedores, estos trabajadores se ven obligados a encargarse de más de un proceso.

Admitió además que la gran mayoría de sus mochilas son entregadas a La Habana y solo un mínimo porcentaje se destina a su comercialización en la provincia.

Previo a reanudar las producciones en aras de abastecer las muy criticadas tiendas en MLC que las autoridades articularon en 2020, los obreros estuvieron al servicio de la fabricación reservada a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Una internauta bajo el nombre de Wendy, como muchos otros lectores a quienes la noticia provocó descontento, preguntó cuándo podrán los trabajadores que no cuentan con MLC comprar mochilas para sus hijos.

Victor Manuel, por su parte, aseveró la veracidad de la afirmación que alega que Cuba necesita la recaudación de divisas, pero dijo que no toda la producción debería destinarse a la recaudación de estas monedas, pues la clase obrera depende de los revendedores.

Pese a que las autoridades excusaron la apertura de esta red de tiendas como una alternativa para la recaudación de monedas extranjeras y así reaprovisionar los comercios estatales en pesos cubanos, el titular de Economía, Alejandro Gil, reconoció recientemente que la actividad primeramente persigue reabastecer la oferta dolarizada, por lo que ambas redes de tiendas de ven aquejadas por el desabastecimiento y la corrupción.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas