InicioActualidadSilvio Rodríguez dice que ha Cuba la han "obligado" ha convertirse en...

Silvio Rodríguez dice que ha Cuba la han «obligado» ha convertirse en una dictadura para «poder defenderse»

El célebre trovador cubano Silvio Rodríguez afirmó que existen «sectores ortodoxos del Gobierno cubano que han obstaculizado cambios» que el propio Partido Comunista de Cuba (PCC) ha acordado en sus últimos dos congresos, y sin dar mayores detalles, aseguró que el actual mandatario Miguel Díaz-Canel no se halla entre ellos.

Alegó que el nuevo líder supremo cubano comprende la «necesidad de romper cierta inercia» y esto le resulta «esperanzador».

En entrevista con la revista chilena Culto (subordinada al medio La Tercera), el famosísimo cantautor admitió que el Gobierno cubano se puede considerar como una «dictadura», pero solo porque las circunstancias lo han forzado a las acciones que ameritan esta calificación.

El portal oficialista Cubadebate reprodujo íntegramente la conversación y no extrajo el calificativo de la misma.

El músico fue interrogado sobre su opinión acerca de la asociación de esta palabra con el Gobierno cubano, a lo que respondió: «A Cuba llevan más de 60 años asfixiándola, agrediéndola, calumniándola, y cuando se defiende es dictadura. Puede que lo sea, que la hayan obligado a serlo en alguna medida. ¿Quiénes la obligaron? La mayor dictadura del planeta: la del egoísmo, la del dinero, la que no cree en el amor sino en la usura».

Sobre las multitudinarias manifestaciones del 11 de julio en la isla, Rodríguez aseguró que estas «expresiones de agotamiento» fueron solo consecuencia de la acción conjunta entre «el bloqueo inmisericorde» de Estados Unidos contra «el régimen imperial durante 62 años» y «las 243 medidas de asfixia extras de Trump», reiterando que el actual presidente norteamericano Joe Biden no ha tomado medida alguna para aliviar la situación en Cuba.

Silvio se había mostrado a favor de liberar a los detenidos no violentos del 11J, pero pese a mostrarse aún inconforme con las vías utilizadas por las autoridades para aplacar las protestas populares, justificó la acción estatal diciendo que podía haber sido peor.

Contó: «Un Gobierno podrá equivocarse calificando a las personas que hacen una protesta; pero una cosa es equivocarse en las palabras y otra muy diferente es mandar contra los manifestantes carros de combate y tropas armadas hasta los dientes que disparan escopetas sobre la multitud, matando y vaciando ojos, como he visto que pasa en otros países».

Tanto la versión de Cubadebate como la publicación original chilena mencionaron a centenares de detenidos que la organización independiente Cubalex registró tras las manifestaciones masivas.

Aseguró que si el Gobierno estadounidense no creyera fundamental la continuación del embargo, ya lo hubiera eliminado y la situación actual cubana sería muy diferente. Manifestó: «Si los que lo diseñan no creyeran que es fundamental, ya lo hubieran levantado. Esa hubiera sido la política idónea para demostrar el fracaso de la tesis de Cuba. Entonces ¿por qué no lo levantan? ¿Será porque no quieren que el mundo vea lo que puede ser Cuba sin bloqueo?»

Declaró entonces: «Sospechan que seríamos un país aún más solidario, un país que posiblemente haría vacunas y las repartiera en todos los países donde no hay, en tantos sitios donde los que gobiernan no se ocupan de sus pueblos. Cuba sin bloqueo sería un país aún más generoso y solidario, o sea, un terrible peligro para el egoísmo universal».

Sin embargo, se vio obligado a reconocer que «por supuesto que el bloqueo no es el único responsable de nuestras dificultades».

Rodríguez también precisó que «Patria y Vida» es «un hermoso lema» que no nació del ingenio de los autores e intérpretes de la canción homónima, sino que fue Fidel Castro quien la recitó muchas décadas atrás.

Sobre esto, dijo: «No tengo reparo en repetirlo, aunque me es imprescindible decir primero Abajo el Bloqueo». Sin poder eludir más la pregunta sobre el himno opositor, el artista explicó que nunca la ha escuchado por ser «afín a otro tipo de música».

Recalcó que su propio hijo, Silvito el Libre, es un rapero crítico contra el oficialismo, y opinó que la juventud en oposición al Gobierno recibe mucha más atención mediática que la que defiende a la Revolución.

Señaló: «Buena parte de la prensa mundial está enfocada en eso. Todos los días estamos en primeras planas». Insistió en que existe una especie de complot internacional para castigar a Cuba por «haberse atrevido a ser ella misma».

Rodríguez fue cuestionado además sobre sus colegas de generación (como Pablo Milanés, Leo Brouwer o Chucho Valdés) que han destapado su desacuerdo con el régimen en los últimos años, luego de extensas y prolíficas carreras, sobre los que reiteró su amistad y admiración. Replicó: «Escuché lo que dijo Leo y, por supuesto, lo comparto. No mencionó ni una sola cosa que no haya dicho en Cuba. Somos amigos desde hace más de medio siglo, me consta su humanismo, su hondo compromiso con nuestro país e incluso su antiimperialismo radical».

Sobre su carrera artística y su legado, Silvio concluyó: «He tenido mucha suerte. En vida he podido ver que algunas canciones que compuse sobrevivieron varias décadas. Me siento profundamente agradecido por eso, pero no me hago ilusiones».

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas