InicioActualidadCompra de fármacos de Sudáfrica al Gobierno cubano sale mal y pierden...

Compra de fármacos de Sudáfrica al Gobierno cubano sale mal y pierden 16 millones de dólares

El Gobierno sudafricano anunció que la compra que hizo su ejército de un cargamento del fármaco Heberon Alpha R 2B (Interferón Alfa 2B) a Cuba, le ha supuesto una pérdida de 260 millones de rands (16.298.399 dólares) al país africano.

El producto cubano fue comprado por el Departamento de Defensa de ese país para ser usado en el tratamiento de pacientes con coronavirus, pero este nunca fue empleado (y está a punto de caducar) porque no cuenta con la aprobación para su uso local.

Este miércoles se dio una reunión entre el Comité de Cartera de Defensa y Veteranos Militares del Parlamento (PCDMV) y representantes del Gobierno de La Habana para acordar temas referentes a la transacción, efectuada como parte del acuerdo de cooperación militar «Proyecto Thusano».

Allí se presentaron los informes elaborados por la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios de Sudáfrica (SAHPRA) y por el equipo designado para evaluar la situación por el exministro de Defensa, Nosiviwe Mapisa-Nqakula.

Estos reportes fueron muy críticos con los procesos de adquisición y pago que el Servicio de Salud Militar (SAMHS) y la División de Logística de la Fuerza de Defensa Nacional (SANDF) de ese país llevaron a cabo.

El Auditor General concluyó en otro informe presentado al Parlamento que la planificación del intercambio fue inadecuada pues resultó en un «contrato indefinido» con muchos gastos «irregulares».

Se constató que SAHPRA nunca llegó a aprobar la compra a Cuba y que se incumplió con la Ley de Medicamentos y Sustancias Relacionadas. Por tanto, se ordenó destruir el medicamento adquirido.

SAHPRA detalló que el Heberon debió haber sido devuelto a Cuba antes del 30 de noviembre, o haber sido confiscado y destruido en su lugar.

Solo 10 de los 970.885 frascos de Heberon que fueron adquiridos, fueron aplicados en un paciente en octubre de 2020.

Se acordó tomar acciones disciplinarias contra los responsables de la transacción y recuperar el dinero invertido.

Kobus Marais, líder del partido opositor Alianza Democrática (DA), declaró que la actual ministra de Defensa Thandi Modise «debe actuar», pues a pesar de que esta advirtió que adoptaría severas disposiciones contra estos casos de malversación, aún no se ha conocido de ninguna puesta en práctica.

Marais alertó: «Ha llegado el momento de la verdad para que la ministro tome medidas decisivas y responsabilice a las partes infractoras por el incumplimiento deliberado de las leyes de adquisiciones y cadena de suministro».

El representante político criticó la no presentación de Modise a la reunión parlamentaria.

La secretaria de Defensa sudafricana, Gladys Kudjoe, reconoció en el pasado mes de agosto que el régimen cubano estaba aplicando presiones contra Sudáfrica para recibir el pago por el lote completo del fármaco.

Sobre esto, Marais exigió que la ministra Modise iniciara «la cláusula de rescisión del contrato y a cancelar el pago de los 180 millones de rands pendientes», debido a que el contrato, por muchas razones, habría quedado invalidado.

A casi 4 meses del escándalo, La Habana no ha hecho pronunciamientos al respecto.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas