lunes, enero 24, 2022
InicioActualidadDíaz-Canel aclara que Cuba no cerrara sus fronteras ante la nueva variante...

Díaz-Canel aclara que Cuba no cerrara sus fronteras ante la nueva variante de la COVID-19

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel aclaró este martes que a pesar de que apareció en la isla un paciente infectado con la nueva variante Ómicron del coronavirus, las fronteras nacionales no cerrarán.

Desde su llegada a Cuba, la más reciente y peligrosa cepa del coronavirus ha obligado al Ministerio de Salud Pública (MINSAP) a decretar nuevas «medidas de reforzamiento en el control de viajeros internacionales”, a hacerse efectivas a partir del venidero 4 de diciembre.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha calificado la diseminación de la nueva variante a nivel global como «preocupante», y esta intranquilidad llevó al propio mandatario cubano a afirmar que Cuba no está cerrando y tampoco piensa volver a cerrar sus fronteras próximamente.

Desde su cuenta oficial de Twitter, el dirigente explicó: «Ante la aparición de la nueva variante denominada Ómicron, Cuba adoptará medidas para preservar lo que hemos alcanzado. No cerramos fronteras. Reforzamos control de viajeros internacionales».

La publicación recibió algunos comentarios de adulación, pero muchas más inquietudes de la población cubana, preocupada por la tajante negativa estatal a proteger las vidas humanas dentro de la isla.

Un usuario resaltó que a las autoridades cubanas solo les importa recaudar dólares y que la salud de su población es solo un daño colateral, un mínimo precio a pagar con tal de hacer resurgir la economía nacional; un comentario que despertó una oleada de opiniones de la misma naturaleza.

Otro internauta prosiguió con este argumento: «Hasta que haya un tercer rebrote, estemos con la soga al cuello y nos volvamos a joder. Pero los dólares primero. Dólares sí, pueblo no».

Entre las muchas críticas, se halló la alegación de otro usuario que enfatizaba en que el país aún no se ha recuperado del colapso de su sitema sanitario en los meses del verano y continúa bajo seria escasez de medicamentos e insumos médicos; por lo que, evidentemente, no está nada preparado para enfrentar otro posible rebrote.

Otra persona dijo: «Si la medida que van a tomar ante esta variante es igual que las que tomaron cuando llegó el COVID, seguro estamos perdidos. Si la salud de este país da asco».

Muchas personas se volcaron por la narrativa más política de la aclaración gubernamental, indicando: «No cerrarán fronteras porque experimentaron lo que se les armó, se vieron con la soga al cuello y ese riesgo no lo van a correr nuevamente. Ya veremos que pasará, ojalá no sean los cubanos de a pie los que paguen el precio de sus negligentes decisiones».

Precisamente, el pueblo cubano no ha perdonado que su Gobierno se resistiera tanto a cerrar sus fronteras cuando llegó la pandemia a la isla en marzo de 2020, pese a que sus homólogos por todo el mundo ya lo habían hecho.

José Raúl de Armas, quien era el jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del MINSAP en aquella ocasión, afirmó el 19 de marzo: «Hasta este momento en nuestro país no se ha decidido cerrar fronteras, cerrar escuelas y tomar esas medidas extremas atendiendo al nivel de transmisión que hoy no existe en nuestro país, ya que solo contamos con casos importados, y dos de ellos introducidos y se considera no prudente en este momento adoptar estas medidas».

Las redes sociales de colmaron a partir de la jornada siguiente con reclamos populares para el cierre de las fronteras, pues ya habían 16 contagios confirmados en el país y la mayoría de la población cubana (especialmente envejecida) estaba en peligro.

Aseveró entonces un usuario: «Hay que esperar a que pase esto igual que en Italia, hay que esperar a que hayan cientos de muertes diarias para cerrar todas las fronteras. Cuando eso pase ya no hará falta cerrar las fronteras. Ahora es el momento, cierren las fronteras ya».

Cuba anunció la clausura de sus límites territoriales el 20 de marzo de 2020, con un total de 21 personas contagiadas.

Díaz-Canel aclaró en aquel momento: «Vamos a hacer una regulación de la entrada al país, que nos permita cortar que sigan entrando casos, y centrarnos entonces en detectar más lo que debe estar en el país, y poder actuar eficientemente y con eso cortar la transmisión».

Cifras oficiales han indicado que durante los meses del verano de este 2021, en Cuba se sobrepasaron (en más de una ocasión) los 9.000 casos positivos diarios.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas