InicioUncategorized¿Cuántos millones gastó el Gobierno cubano en construir un centro dedicado a...

¿Cuántos millones gastó el Gobierno cubano en construir un centro dedicado a Fidel Castro en una de las mansiones más fastuosas de La Habana?

Un busto de Fidel Castro de Xi Jinping de China, el jeep del ejército en el que cruzó Cuba, sus botas desgastadas y su rifle de asalto producido en Rusia son solo algunas de las posesiones del líder cubano durante mucho tiempo que se exhiben en un nuevo museo. en su honor.

El «Centro Fidel Castro», ubicado en una sofisticada mansión en el exclusivo distrito del Vedado de La Habana, abrió sus puertas en el quinto aniversario de la muerte del fallecido dictador cubano. Las autoridades en la isla dicen que esperan que el este museo «ayude a difundir el concepto de Castro a la gente, tanto en las cercanías como en el extranjero».

Abrió sus puertas el pasado fin de semana en terrenos llenos de 10.000 plantas de más de 1.300 especies, tres años después de iniciadas las obras y cinco años después de la muerte de Castro.

A dos cuadras del museo, se forma una cola todos los días para las personas que compran alimentos. Cuando se le preguntó, Yanet Hernández dijo que no había oído hablar del nuevo centro pero que había estado esperando dos horas para obtener las necesidades básicas. «Fidel no lo hubiera permitido», dijo.

Los terrenos del centro contienen un teatro de 190 asientos y un espacio para exposiciones. En el jardín, una fuente se vierte sobre rocas traídas del Río La Plata, un río cuyo nacimiento estaba en las montañas donde Fidel tuvo su primer puesto de mando en 1958 como jefe del ejército rebelde.

Hay una sección para plantas regaladas por «países amigos», países amigos como Venezuela, cuyo líder Hugo Chávez acudió en ayuda de Cuba luego de la crisis económica que siguió al colapso de la Unión Soviética.

La casa en sí, en una de las mejores avenidas del frondoso barrio del Vedado, «el corazón de la ciudad», según los diseñadores, perteneció a la socialité Lily Hidalgo Borges.

Las vidrieras, los azulejos coloniales, las escaleras de madera y las puertas de madera con filigrana se han restaurado cuidadosamente. Hidalgo Borges estaba casada con Enrique Conill, un banquero con una fortuna en tabaco, pero la familia huyó a Estados Unidos después de la revolución cubana.

Ahora las salas ofrecen presentaciones como “Fidel es Fidel”, en la que rinden homenaje proyecciones de Chávez, el poeta Roberto Fernández Retamar y el gran restaurador de La Habana Vieja, Eusebio Leal, todos ellos ahora también muertos.

Durante el funeral de Fidel, Raúl dijo que no se levantarían estatuas a su hermano: «El líder de la revolución se opuso firmemente a cualquier manifestación de culto a la personalidad». Por tanto, el nuevo museo se presenta como un centro de estudios y una biblioteca.

Está el atril donde Fidel pronunció sus famosos discursos; hay exhibiciones del AK47 que le gustaba llevar y pantallas interactivas que recrean batallas como la de Bahía de Cochinos utilizando la tecnología de los juegos de computadora.

Si bien Castro es, con mucho, el nombre más famoso de Cuba en el extranjero, los diseñadores hacen un esfuerzo por fusionar su nombre con el gran héroe de la independencia y poeta José Martí, cuyo busto adorna todos los parques de la isla.

Un retrato electrónico con la imagen de Martí junto a la puerta de entrada se transforma en la de Castro y luego vuelve de nuevo.

“Los cubanos en Estados Unidos se horrorizarán porque Martí es un héroe para todos”, dijo a Al Jazeera Ada Ferrer, autora del reciente libro Cuba: An American history. «Es interesante, en este momento polarizado en el que están peleando por el presente, todavía están peleando por el pasado».

René González Barrios, historiador y coronel de las fuerzas armadas cubanas que es director del nuevo centro, dijo que los donantes extranjeros habían proporcionado los fondos para el museo, pero que preferían permanecer en el anonimato. No dijo cuánto dinero se había gastado.

El nuevo museo, aparentemente bien financiado, contrasta con otros lugares culturales envejecidos en Cuba. El Museo de la Revolución en sí, ubicado en el antiguo palacio presidencial, ha estado en renovación durante años sin aparentemente pocos avances.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram