InicioActualidadHijo de la actriz cubana Gina Cabrera denuncia pobre ayuda del Gobierno...

Hijo de la actriz cubana Gina Cabrera denuncia pobre ayuda del Gobierno a su madre

El hijo de la actriz cubana Gina Cabrera, Alejandro Delgado Cabrera, dedicó una publicación en su muro en Facebook para denunciar la pésima calidad de la asistencia que recibe su progenitora del Instituto de Información y Comunicación Social, otrora ICRT.

En una imagen que compartió junto al texto de denuncia, se podía diferenciar un módulo consistente de algo de arroz, sofrito, chícharo, recortería sobrante de espaguetis y aceite a granel, lo que le vendieron este mes a quien recibió el Premio Nacional de Televisión por la Obra de toda la Vida en el año 2003.

El hombre, rabiando de la indignación, escribió: «Pienso en qué comen quienes nos tienen así». El hijo de la también Artista de Mérito (2004) aseveró que no siente odio debido a la situación, sino que esto «no tiene nombre, pasa de la tristeza y la resignación a la molestia, la vergüenza, el encambronamiento…».

La fotografía también muestra a la gata de la familia junto a las bolsas con los alimentos. «Hasta ella se pregunta: ¿qué c…. es esto?», refirió, destacando que dicho animal valía mucho más que «todos esos cabrones regordetes juntos que ignoran y ofenden a mi vieja una y otra vez».

La publicación recibió todo tipo de reacciones, entre los que resultaban muchísimos comentarios que lamentaban el trato que se le está dando a tan reconocida figura de la cultura cubana.

«Yo me pregunto: será que los Castros/Díaz-Canel comen esta mierda que le dan al pueblo, a esta gran mujer que durante años y años, nos brindó su arte, su gran corazón y humildad. Nuestro país se cae a pedazos, y es que no hay vergüenza ni libertad para nuestro querido pueblo. Mientras ellos se siguen enriqueciendo, personas, que son la mayoría, como nuestra Gina Cabrera, viven en la más terrible miseria», dijo un usuario.

Según la enciclopedia oficialista Ecured, «no se requiere acopio de adjetivos relevantes para demostrar sus méritos. Gina, tan linda como talentosa, demuestra en su paso por las ondas, las tablas, la pequeña y la gran pantalla, que ella es ella: Una primera actriz, digna al Premio Nacional de Televisión por la Obra de la Vida, en su primera edición y sobre todo, al premio mayor que es el cariño, la admiración y el reconocimiento de todo un pueblo, al que dedicó todo su arte con modestia y sencillez».

Sin embargo, su gran aporte a la cultura nacional parece no ser suficiente para que su vejez sea digna en un país como Cuba.