InicioActualidadArabia Saudita abría financiado una parte importante de la inversión para la...

Arabia Saudita abría financiado una parte importante de la inversión para la construcción del lujoso Centro Fidel Castro en Cuba

Toda Cuba se ha preguntado en el último mes de dónde ha emanado el dinero para construir el lujosísimo Centro Fidel Castro Ruz, en El Vedado habanero, pues su ostentosa edificación y ornamentación se ha publicitado con mucha fuerza desde sus puertas al público. Una fuente de la Oficina del Historiador de La Habana (OHC), entidad encargada del proyecto, aseguró que el financiamiento llegó de Arabia Saudita, alegando: «Se supone que el crédito era para viviendas pero cogieron una parte para el Centro y para el Capitolio también».

El oficialismo cubano y su prensa nunca han tocado este tema desde que se comenzó a construir el inmueble hace unos 4 años, pero cómo lo harían, si así estuvieran reconociendo que la obra se llevó a cabo gracias a su malversación de fondos públicos.

Alberto Albariño, jefe de Preservación del Patrimonio Documental del Palacio de la Revolución, se negó a responder específicamente la pregunta propinada por la prensa internacional sobre el costo de la obra, por lo que se limitó a afirmar que buena parte de la inversión se pudo cubrir gracias a «donaciones que se recibieron de otros países».

El Fondo Saudita para el Desarrollo (FSD) otorgó a Cuba un préstamo de 26,6 millones de dólares en 2017, destinado al Programa de Rehabilitación y Construcción de Obras Sociales de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, para supuestamente dar solución a la crisis habitacional que se venía conformando desde hace años en la capital cubana.

Fuentes de la OHC declararon que con ese fondo se han levantado el edificio Práctico del Puerto (un inmueble ubicado en el corazón del casco histórico de la ciudad), y un edificio en la calle San Ignacio para alojar a personas radicadas en albergues provisionales.

El Fondo saudita compartía con Cuba en 2016 un total de 4 proyectos localizados en la isla, por un valor de 122 millones de dólares, dirigidos a rehabilitar redes hidráulicas y sistemas de alcantarillado en el país.

Entre 2013 y 2014, de esa nación llegaron créditos de 70 millones de dólares en total.

La relación bilateral ha proliferado al punto de que la isla exporta a la nación árabe 120 médicos al año, en virtud de un acuerdo suscrito en el año 2013. De acuerdo con lo que informó el propio Ministerio de Relaciones Exteriores, a principios de noviembre ocurrió un encuentro entre Vladimir González Quesada, embajador de Cuba en Arabia Saudita, y el sultán Bin Abdulrahman Al-Marshad, consejero delegado del FSD, en función de ratificar la colaboración bilateral.

Dicho Fondo inició sus operaciones en 1975, contemplando como objetivo principal el financiamiento de proyectos de desarrollo para los países subdesarrollados.

Otro arquitecto, colaborador de la Oficina del Historiador, comentó que nunca se podrá ver «en documentos o información oficial» los destinos finales de dichas inversión, pero sí aseguró que una parte del préstamo no fue a parar a obras sociales, sino que acabó en el Centro Fidel Castro y en «el proyecto de la nueva mezquita Rey-Salman, que se está construyendo a un costado de la antigua termoeléctrica de Tallapiedra, en La Habana Vieja», así como para «comprar una máquina de hincar micropilotes para hacer cimentaciones profundas en el centro histórico».

El experto, en condición de anonimato, explicó que el Gobierno puede hacer lo que quiera con ese dinero una vez llega a la isla, y que «justifican de alguna manera o sacan el dinero de otro fondo» cuando los saudíes vienen a pedir cuentas.

El propio Eusebio Leal, historiador de la ciudad hasta su fallecimiento en 2020, participó en varios eventos organizados en el país caribeño por la sede diplomática, evidenciando la estrecha relación entre Arabia Saudita y la Oficina del Historiador. También Leal acompañó a Adel al-Jubeir, ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, durante la visita a Cuba que hizo en 2018.

El Programa de Rehabilitación y Construcción de Obras Sociales de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana «ha impulsado las labores más importantes que acomete la institución en la actualidad, enfocadas en mejorar las condiciones de coexistencia de sus habitantes y el patrimonio que les rodea», cuyo crédito se le agradece «al reino de Abdulaziz», según una publicación de la Oficina del Historiador.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Fuente14yMedio