InicioActualidadCuba discute la aprobación de matrimonio gay en medio de posiciones contrarias...

Cuba discute la aprobación de matrimonio gay en medio de posiciones contrarias con la Iglesia Católica

Parlamentarios cubanos examinaron el tema del matrimonio igualitario como arista de un nuevo «Código de Familias» que será sometido a referendo el año próximo, en medio fuertes tendencia a favor, comandadas por el gobierno, y en contra, principalmente por sectores de la Iglesia católica en la isla.

«Con un sello de identidad cubano y una dimensión latinoamericana, el nuevo documento legal se basa en paradigmas como la no discriminación, la igualdad y la dignidad humana, y en lo más alto de los valores familiares», dijo titular de Justicia, Oscar Manuel Silvera al presentar el proyecto a los diputados.

Entre las novedades del nuevo código figura «la no distinción de género entre los miembros de la pareja, lo que supone un respeto y una cultura de derechos humanos, pues no es posible establecer sobre esa base la privación o disposición de las personas de una alternativa determinada», dijo en defensa del proyecto el profesor titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, Leonardo Pérez Gallardo.

Las autoridades intentaron incluir este tema en la Constitución aprobada en 2019, pero desistieron después de su rechazo por el 24.5 por ciento de más de un millón y medio de los cubanos que participaron en las consultas previas al proyecto de nueva Carta Magna, el cual reconocía al matrimonio como la «unión entre dos personas», sin precisar género.

«Sumar y multiplicar», divisa de los partidarios del matrimonio igualitario

Para el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, en código en discusión es «un texto abarcador y consensuado que se parece cada vez más a Cuba», en tanto para el profesor Gallardo «de lo que se trata es de sumar y multiplicar, no de dividir y restar».

Tras 23 modificaciones, el proyecto será sometido a aprobación de la Asamblea Nacional y en 2021 pasará a referendo. El proyecto dice que «el matrimonio es la unión voluntaria concertada de dos personas con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común, sobre la base del afecto y el amor».

Agrega que esa unión «constituye una de las formas de organización de las familias y se funda en el libre consentimiento y en la igualdad de derechos, deberes y capacidad legal de los cónyuges».

«Se trata de una norma que amplía nuestros derechos, que revoluciona el derecho familiar, que reconoce situaciones que ya están en nuestra sociedad hace mucho tiempo y requieren protección, porque materializa la igualdad y el espíritu inclusivo de nuestra Constitución», consideró por su parte David León García, promotor de una de las campañas en las redes a favor de la iniciativa.

La Iglesia católica reitera su rechazo

La Iglesia católica de Cuba, que en 2019 se opuso a esa posibilidad, esta vez también llamó a sus fieles a pronunciarse «por el matrimonio del hombre y de la mujer».

«En medio de la realidad del mundo que vivimos, la vida moderna en la cual estamos, muchas veces atenta contra el matrimonio al querer igualar a la unión del hombre y la mujer, otras formas de convivencia y de relaciones humanas», dijo el padre Osmay Masó en una homilía en el santuario de la Caridad del Cobre, considerada la Patrona de Cuba.

Ese pronunciamiento fue reproducido de inmediato por la Conferencia de Obispos de Cuba, como forma de reiterar la posición de los sacerdotes católicos. “La Iglesia, con alegría, con gran respeto, hace una opción preferencial siempre por el amor, por el matrimonio del hombre y de la mujer», puntualizó el padre Masó.

La iglesia Evangélica ha asumido también una posición de rechazo.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram