InicioActualidadMadre de joven camionero cubano condenado a 110 años de cárcel: "Ya...

Madre de joven camionero cubano condenado a 110 años de cárcel: «Ya no tengo vida»

Luego de que fuera oficializada la sentencia que de Rogel Lázaro Aguilera-Mederos, el joven camionero cubano que resultó condenado a 110 años de privación de libertad, su madre declaró estar destrozada. “Me parece que no es cierto por lo que está pasando mi hijo”, consideró la mujer, visiblemente afligida, ante las cámaras de Telemundo 51.

Aguilera-Mederos fue hallado culpable de 27 cargos el pasado octubre, incluidos cuatro de homicidio vehicular debido al accidente masivo que protagonizó en Denver, Colorado, el 25 de abril de 2019. También se le achacó la responsabilidad de cargos entre los que se encuentran asalto en primer grado, intento de asalto en primer grado, asalto vehicular, conducción imprudente y conducción descuidada

“Pido a los familiares que lo perdonen, porque es difícil, él tiene hijo, tiene madre, tiene familia, él no quiso hacer eso”, agregó la madre, quien asistió al juicio este 13 de diciembre e intervino en función de suplicar al juez que analizara una carpeta con documentos que incluían firmas recabadas a través de Facebook en apoyo de Aguilera-Mederos.

También suplicando clemencia, la pareja de Aguilera-Mederos hizo alusión a los profundos daños emocionales que dejó al joven la tragedia. “Este fue un terrible accidente lo sé. Me hago responsable, pero no fue intencional…No estaba bajo el efecto de drogas o alcohol, estaba trabajando y perdí los frenos”, dijo el acusado, muy afectado durante el juicio.

Alegando la seriedad y la naturaleza de los cargos, el juez no tuvo más opción que dictar una sentencia de más de un siglo de prisión, dado que debía aplicar las sentencias consecutivas con unos mínimos de tiempo establecidos por la ley. En consecuencia, este lunes la comunidad cubana se ha mostrado consternada ante la condena.

En el momento del accidente en la Interestatal 70, el joven contaba con 23 años de edad. Perdió los frenos cuando conducía una rastra cargada de madera a velocidades de hasta 85 mph (aproximadamente 137 km/h), lo que provocó un choque en cadena y una explosión, lo que arrojó un saldo de 26 vehículos incendiados, cuatro fallecidos y una decena de heridos. Insistió en que luchó para reducir la velocidad cuando notó que no respondían los frenos, pero chocó con el tráfico de la autopista al descender por una colina. Su abogado defensor, James Colgan, dijo al jurado que el cubano se vio abrumado por circunstancias fuera de su control.

La fiscalía, sin embargo, alegó que el siniestro se debió a una cadena de malas decisiones por parte del conductor, señalando que ignoró una rampa para camiones fuera de control, así como que tampoco tuvo en cuenta los campos de hierba al lado de la interestatal y que no intentó conducir su vehículo hacia la mediana abierta entre los carriles hacia el este y el oeste. Además, si hubiera sido necesario, hubiera podido chocar contra una barandilla para reducir la velocidad, y no lo hizo.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas