InicioActualidadDíaz-Canel dice que Cuba es una "rara dictadura" que no reprime a...

Díaz-Canel dice que Cuba es una «rara dictadura» que no reprime a su pueblo ni a su oposición

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez consideró que Cuba constituye una «rara dictadura» que no reprime a su pueblo ni a su oposición, negando además la existencia de menores de edad encarcelados tras los históricos acontecimientos del pasado 11J.

El también primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) alegó que su Gobierno tiene la «moral muy alta» para poder aceptar los señalamientos y acusaciones de infracciones de derechos humanos que recibe de las democracias occidentales.

Al respecto, declaró: «Cuba es un Estado soberano, responsable por la defensa de su seguridad y su soberanía. No tiene que rendir cuentas a nadie más que a su pueblo. Los procesos penales se realizan bajo la observancia del principio de legalidad.  Ningún menor de 16 años está encarcelado en prisiones comunes, porque la Ley cubana no encarcela niños.  Tenemos escuelas de formación integral para la atención a menores. ¡Basta ya de falacias!».

El discurso del gobernante en la clausura del III Pleno del Comité Central del PCC estaba centrado a describir a la isla como un país con una realidad de constante asedio por parte de «enemigos externos»; una nación que, además, resulta triunfante en la lucha gracias al apoyo y a la creatividad de su pueblo, el que tiene «muchas razones para estar alegre» durante este fin de año.

El mandatario negó rotundamente que existan más de 1.000 presos políticos aún en la cárcel tras su detención por manifestarse en las protestas populares del 11 de julio.

Cubalex y demás organizaciones y medios de prensa independientes cubanos han sostenido que el Gobierno de la isla insiste en mantener el acoso policial, las amenazas de la Seguridad del Estado, la violencia de sus fuerzas represivas y el desarrollo de un terrorismo de Estado contra activistas y opositores; pero Díaz-Canel negó practicar o apoyar esto.

Apuntó: «Esta rara dictadura, cuyos supuestos desaparecidos o perseguidos suelen reaparecer paseando por ciudades europeas o norteamericanas, tiene una limpia trayectoria en el tratamiento a su población penal y tiene una moral muy alta para no aceptarles acusaciones a los mayores violadores de los derechos humanos en el mundo, dentro o fuera de su país, lo mismo en Vietnam que en Iraq o en el territorio ilegalmente ocupado por la Base naval en Guantánamo».

El supremo líder cubano, con su habitual tono triunfalista y su marcado déficit de carisma en la oratoria, elogió la resistencia de los cubanos ante todas las calamidades y problemas que el país ha sufrido en los últimos 2 años, señalando que ellos fueron causados por el embargo estadounidense contra la isla y las campañas de desestabilización orquestadas por el Gobierno del país norteño.

El mandamás del único partido político de la isla quiso precisar: «Tener un solo Partido no nos convierte en dictadura; sí nos libra de las pugnas y de la corrupción política que tanto daño hacen a naciones pequeñas y pobres, donde el acceso a los cargos está permeado por los compromisos con las élites empresariales».

Díaz-Canel aceptó entonces, y a medias, que en Cuba existe una dictadura, pero solo una forjada por las circunstancias que la obligan a actuar así.

Detalló que para él los encarcelados del 11J y demás presos políticos y activistas acusados en sus propias casas, no son más que vándalos, delincuentes, antisociales y terroristas, y si alguno de ellos se vio obligado a exiliarse, ese entonces era un agente «flojo» al que el régimen trató cordialmente.

Por supuesto, la «mafia cubanoamericana» tiene la culpa de nuestros problemas, contando: «Ese adversario no acepta la soberanía y odia nuestro sistema social.  Somos demasiado libres para lo que ellos consideran su patio trasero y demasiado atrevidos por elegir el camino del socialismo. Cuba libre, soberana y socialista en las narices del imperio. Eso somos. Y en ese somos que entraña una alta cuota de resistencia y creatividad heroica, al cierre de otro año difícil, llegó el momento de felicitarnos».

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas