lunes, enero 24, 2022
InicioEconomía y negociosEl 2021 cerrará en Cuba con una inflación superior al 70% y...

El 2021 cerrará en Cuba con una inflación superior al 70% y ya millones de cubanos se lo sienten en el bolsillo

La hiperinflación que sufre Cuba actualmente cerrará 2021 por encima del 70%, de acuerdo con la información que divulgaron las propias autoridades cubanas ante los diputados de la Comisión de Asuntos Económicos, reunión celebrada en el habanero Palacio de Convenciones.

Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación de Cuba, quiso restar importancia a la crisis y centrar la atención en que el presunto 6.900%, que «campañas difamatorias han planteado erróneamente», ha sido difundido como una «manipulación de un ejemplo que se puso en un momento para explicar cuál sería la devaluación del peso cubano si el sector estatal se encadenara con el no estatal a partir de algunos supuestos».

El mismo Marino Murillo Jorge, quien fue el responsable de la implantación de la estatal Tarea Ordenamiento, reconoció esos datos en octubre sobre el mercado informal, y que tal fenómeno influía «tanto en el minorista como en el mayorista».

Se comparó la situación general de Cuba con otros ejemplos a nivel mundial para desviar la atención del problema que sus políticas han causado y/o agravado.

Gil Fernández comentó que la inflación en Estados Unidos ha alcanzado el récord de los últimos casi 40 años, pero, aún así, su situación es 10 veces menos grave que la de la isla. Del otro lado del charco, Bélgica lidera el panorama con una inflación de 7%.

El alto funcionario reconoció que la inflación en Cuba ha superado los diseños planteados al inicio de la reforma económica, pero que en la isla no han aumentado los precios de suministros básicos (como el agua, la electricidad o el gas) en el transcurso del año. No obstante, los alimentos han sido los más afectados por el proceso inflacionario.

Sin embargo, culpó a la población por este problema, alegando: «Hay mucha ilegalidad, reventa y especulación, lo cual es preciso combatir».

Él y el presidente cubano Miguel Díaz-Canel hicieron hincapié en la inminente necesidad de aumentar la producción nacional, razón por la que se aprobaron 63 nuevas medidas en la rama económica en el mes de abril (las que han sido inútiles hasta el momento).

Además, descartaron la posibilidad de aumentar los salarios por ser una disposición populista que no podría enfrentar la subida de precios.

Mientras, se destacó que el Producto Interior Bruto (PIB) ha crecido en un 2% (en vez de en el 6% planificado), pero enfatizando en que la situación mejorará cuando lleguen los 2,5 millones de turistas que se esperan para el año 2022.

El gobernante alertó que este pronóstico se podría alterar tomando en cuenta que muchos de los países emisores de turistas a Cuba (Canadá, Estados Unidos o naciones europeas) han aplicado fuertes restricciones para controlar su situación epidemiológica tras la llegada de la variante Ómicron del coronavirus, lo que podría ralentizar esta recuperación. Además, esta cepa podría sumergir a la isla en otro colapso del sistema sanitario nacional.

Gil Fernández también anunció que él espera que esté «en proporción con la economía» en un plazo de 3 o 4 años.

El primer ministro, Manuel Marrero Cruz, aseveró que «no se pueden seguir poniendo excusas como el bloqueo para no lograr los niveles productivos planeados».

Marrero resaltó dos ideas principales, que sido abordadas semanas atrás, las cuales fueron: que no se permitirá que sigan vendiendo MLC aquellos que lo hacen sin haber sido autorizados para ello y que se deben aprovechar las nuevas medidas para generar riqueza.

«Se trata de un problema de mentalidad, de quienes no quieren asumir los cambios. Hay un grupo de medidas que se han aprobado que dan posibilidades para una verdadera transformación», acuñó el funcionario.

Ante estas palabras, el presidente siguió en su empeño por recuperar a los clásicos, queriendo achacar gran parte de la responsabilidad de los desastres financieros a los ciudadanos, con acusaciones de «chapucerías, maltratos, incumplimiento de los horarios y desviación de recursos» por parte del pueblo trabajador.

El gobernante consideró que «no se trata de nuevas maneras, sino de rescatar el concepto impulsado por Fidel, que no se estaba haciendo bien», aludiendo, concretamente, al ejercicio del Poder Popular.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Fuente14yMedio
Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas