InicioActualidadGobierno cubano habría comprado antes de las protestas del 11 de Julio...

Gobierno cubano habría comprado antes de las protestas del 11 de Julio compró 350.000 euros en material antidisturbios a España

El Gobierno cubano importó desde España exorbitantes cantidades de material antidisturbios (por valor de 350.000 euros) en el primer semestre del terminante 2021, en fechas muy próximas (y previas) al estallido de las históricas protestas populares del 11J. La Habana así ha mantenido una tendencia de muchos años consecutivos de comprar armas al Gobierno español, por un valor total de más de un millón de euros.

El periódico El País citó el informe de la Secretaría de Estado de Comercio de esa nación, enviado a su Congreso, donde se presentaban las exportaciones de armamento completadas en años recientes. El documento presentaba pocos o nulos detalles sobre tipo de material vendido o fechas de transacción, pero como el mes de julio pertenece al segundo semestre del año, se puede estimar que las operaciones se produjeron antes del estallido político-social.

El texto sí llegó a precisar que el Gobierno central español evitó la venta de cartuchos de caza a Burkina Faso por «riesgo de desvío al mercado negro», territorio donde murieron asesinados dos de sus periodistas nacionales en el pasado mes de abril.

También fueron vetadas transacciones de este tipo con países como Pakistán, Rusia, China y Hong Kong.

El régimen cubano compró a Madrid un total de 1.202.500 euros por concepto de material militar en el año 2020 (más del doble de lo importado en el año anterior), que incluía «propulsantes, productos pirotécnicos, combustibles y sustancias relacionadas, percloratos, cloratos y cromatos, oxidantes, aglomerantes, aditivos y precursores», además de «armas con cañón de ánima lisa con un calibre inferior a 20mm y armas automáticas con un calibre de 12,7mm» y «fusiles, revólveres, pistolas, fusiles ametralladoras, silenciadores, cargadores para estas armas, visores ópticos y apagafogonazos».

El Gobierno ibérico constituye el tercer socio comercial en importancia de su homólogo cubano (solo por detrás de China y Venezuela). El Instituto de Comercio Exterior (ICEX) de España ha señalado que el valor transferido entre 2018 y 2019 de la isla al país del viejo continente se remonta en los 900 millones de euros.

Por su parte, España guarda a Cuba como su sexto cliente en Latinoamérica; no solo por la industria bélica, sino también por el sector turístico. El ICEX contabiliza unas 275 compañías españolas radicadas en la isla caribeña.

Mientras la economía nacional cubana se estanca en una irremediable crisis general, el régimen continúa invirtiendo cantidades descomunales de capital en importación de armamento, sin importar que su propia ejecución de la fatídica Tarea Ordenamiento hubiera sido el principal causante de la situación actual (sumado a la influencia de la pandemia del coronavirus, la interrupción de la actividad turística, la caída de las remesas y el recrudecimiento de las sanciones políticas y económicas estadounidenses).

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas