InicioActualidad"Navidad negra" en Cuba: el Gobierno aprovecha el periodo navideño para decretar...

«Navidad negra» en Cuba: el Gobierno aprovecha el periodo navideño para decretar cientos de condenas contra manifestantes del 11 de julio

Este fin de año en Cuba se ha tornado polémico con la denuncia de que el régimen cubano procesó el pasado 13 de diciembre a 90 manifestantes que habían sido detenidos injustamente durante los acontecimientos del 11J en la isla.

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de los Estados Unidos, Brian Nichols, fue el portavoz de la denuncia sobre estos juicios, anunciando vía Twitter: «El mundo ve la magnitud de estas injusticias: sentencias de hasta 25 años, cargos fraudulentos para silenciarlos y atroces condiciones de prisión para los manifestantes pacíficos».

La publicación incluía un mapa geográfico del archipiélago cubano donde se habían marcado los puntos que sirvieron de locación para juicios sumarios y expeditos contra los participantes en las manifestaciones populares del 11 de julio.

La organización independiente Cubalex ha registrado que las fuerzas represivas gubernamentales cubanas han detenido violenta y arbitrariamente a más de 1.300 personas. Esta ONG se muestra en su sitio web como una entidad que monitorea, reporta y denuncia violaciones de derechos humanos en la isla, y que «brinda servicio directo y confidencial de asistencia y asesoría legal gratuita a las personas en la Isla».

La misma denunció el pasado 20 de diciembre: «De los 1320 arrestados, 698 continúan en reclusión hasta el día de hoy, mientras que el resto se encuentra atravesando su situación procesal en arresto domiciliario o, unos pocos, en libertad bajo fianza».

Llamó a la comunidad internacional a compartir «las cifras para visibilizar la represión en Cuba». Estas injustas condenas se han impuesto para escarmentar a la población para que no protagonice un nuevo estallido político-social.

El medio digital Infobae citó a Cubalex cuando publicó: «Para 25 personas, los fiscales han pedido penas de hasta 5 años, 63 enfrentan cargos de entre 6 y 10 años de reclusión, 27 se enfrentan a potenciales penas de entre 11 y 15 años, 49 personas podrían pasar entre 16 y 20 años, y 46 individuos podrían estar presos, si se confirman los pedidos de condena que rigen sobre ellos, entre 20 y 30 años».

A la vez que la Navidad inunda el espíritu de los países del llamado «mundo democrático», en Cuba se celebran juicios manipulados para enfatizar la represión. El pasado 23 de diciembre sirvió una vez más para que la Embajada de Estados Unidos en la isla denunciara, desde su cuenta de Twitter, las irrisorias condenas impuestas contra los cubanos que se manifestaron en el 11J.

«Acusada de falta de respeto por protestar el 11-J, Jany Millo Espinosa se enfrenta a 6 años lejos de su hijo en duras condiciones carcelarias. En vez de encerrar a manifestantes por falta de respeto, el gobierno de Cuba debería escuchar al pueblo y liberar a los manifestantes», distinguió la oficina diplomática.

Antonio Rodiles, líder del grupo opositor Estado de Sats, precisó desde Cuba, este 24 de diciembre, que «lamentablemente estas navidades van a ser recordadas como unas de las más negras vividas durante las últimas décadas. El régimen ha decidido usar este periodo navideño, este periodo de fiestas relacionado con el nacimiento del Niño Jesús para afincar unas condenas brutales contra cientos de cubanos. Condenas por el simple hecho de protestar y manifestar el hartazgo que se tiene con respecto al desastre que se vive en nuestro país».

Rodiles resaltó, en un mensaje emitido a través de la cuenta de YouTube de Estado de Sats, que «el tiempo de Cuba tiene que llegar y ese tiempo de Cuba tiene que pasar por la verdad. Tiene que dejar a un lado la simulación y tiene que dejar a un lado esas falsas expectativas».

Por su parte, Jason Poblete, politólogo y abogado cubanoamericano, compartió el tuit del opositor y recalcó que está es «una Navidad Negra» para Cuba, pero aseguró que no están solos.

El llamado «proceso revolucionario» de la maquinaria gubernamental cubana ha logrado, con terrible impunidad, desatar castigos extremos contra no pocos de aquellos que se han atrevido a expresar públicamente su oposición al sistema, en medio de la represión, el adoctrinamiento, la desinformación y el contubernio internacional.

Salir de la versión móvil