InicioActualidadGobierno cubano anuncia cierre de bares, centros nocturnos y restaurantes en Santiago...

Gobierno cubano anuncia cierre de bares, centros nocturnos y restaurantes en Santiago de Cuba ante el repunte de la COVID-19

Como respuesta a la aparición y rápida expansión de la nueva variante del virus SARS-CoV-2 (ómicron), catalogada por la Organización Mundial de la Salud como “de preocupación”, cuya presencia se ha confirmado en 12 provincias del país, las autoridades sanitarias de Santiago de Cuba han adoptado medidas de carácter general, que entrarán en vigor desde este martes 4 de enero.

Según informó el Doctor Raúl Leyva Caballero, director de Prosalud en el territorio, durante su comparecencia en el programa radial Concierto Informativo de este lunes, se prohíbe la realización de actividades masivas que generen conglomerados de personas; queda suspendido además el servicio de discotecas, así como el de los bares y restaurantes que no tengan ventilación natural.

De igual modo, dejarán de realizarse las tradicionales Noches Santiagueras, y se ofertarán los productos que en ellas se vendían, a través de extensa red de instalaciones del comercio y la gastronomía en el municipio.

Leyva explicó que los restaurantes que cuenten con materiales para hacer el recambio de manteles y servilletas podrán utilizar estos recursos; las piscinas funcionarán al 50% de su capacidad, así como todos los servicios que se ofrezcan al público, incluido el transporte de pasajeros, donde se deben cumplir las medidas higiénicas ya conocidas, como el distanciamiento, la desinfección constante de las manos y el uso permanente del nasobuco.

Con este fin, según dijo, las instalaciones deben contar con sustancias desinfectantes y detersivas (hipoclorito al 0.1% para manos y 0.5% para superficies, además del paso podálico).

El directivo sugirió también que la venta de productos de primera necesidad, como el aseo y los alimentos, se realice en bodegas, mercados y centros de trabajo. Del mismo modo, llamó a acelerar la aplicación de la dosis de refuerzo en el territorio, en correspondencia con la disponibilidad existente, e incrementar las acciones de promoción y educación para la salud relacionadas con la nueva variante: Ómicron, y el riesgo que significa el incumplimiento de las medidas de protección.

Para los viajeros será obligatorio presentar en el punto de entrada un esquema de vacunación completo, y el resultado negativo de un PCR-RT realizado como máximo 72 horas previas al viaje. En el caso de los cubanos residentes en el país, que no tengan el esquema completo y persistan en su decisión de ingresar al archipiélago, se realizará la toma de muestra en el punto de entrada; se les aplicará cuarentena obligatoria por ocho días en el hotel Versalles, asumiendo (el viajero) los costos de alojamiento y transportación.

El especialista destacó que a estos últimos, se les realizará una nueva toma de muestra al séptimo día, y de ser negativa serán dados de alta de la cuarentena al cumplirse el octavo día.

Por otro lado, los viajeros extranjeros que arriban a Cuba y forman parte de la matrícula de escuelas internacionales, becas en instituciones cubanas, técnicos y colaboradores que se albergan, realizarán la cuarentena de ocho días en sus centros de destino, realizándoseles un PCR-RT al séptimo día del arribo.