InicioDeportesMás de 600 peloteros cubanos abandonaron el país en los últimos seis...

Más de 600 peloteros cubanos abandonaron el país en los últimos seis años, según revela la prensa oficialista

El periódico oficialista Trabajadores dedicó un reportaje este lunes 3 de enero al evidente fenómeno migratorio que afecta severamente al deporte cubano, donde se indicó que más de 635 beisbolistas han abandonado la isla en el transcurso de los últimos 6 años, tanto por vías legales como ilegales.

El artículo citó «datos compilados por varios autores» y aseguró que el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder) había notificado que han sido exactamente 862 los atletas nacionales que han desertado de las selecciones nacionales de varias disciplinas deportivas en la última década.

Los datos también incluyeron que un total de 2344 entrenadores (85 del máximo nivel) han emigrado desde el año 2012.

El texto sugería tratar de entablar una «nueva relación» entre todos los implicados en la formación de atletas de alto rendimiento en el país (el Gobierno, los peloteros y sus entrenadores) para poder frenar así el ininterrumpido éxodo masivo de deportistas.

Por tanto, el diario destacó la conexión establecida con aquellos «que han mantenido una postura correcta y respetuosa al sistema», reconociendo además que «8 años sin entrar a tu país arruina sueños, aspiraciones y al final no solo perjudica el deportista, sino al aficionado, a los resultados de Cuba, al pueblo. Diversos sectores, como el de la salud pública, han superado esa barrera ya».

El artículo empezó aludiendo el caso del pelotero Christian Sáez, de solo 14 años y natural de Cienfuegos, quien fue elegido primera base del Todos Estrellas en el Campeonato Mundial Sub-12 del 2019. El adolescente cubano salió hacia República Dominicana y se prevé que el siguiente paso consiste en que busque firmar con una organización de Major League Baseball (MLB) al cabo de unos dos años.

Comentó: «Conscientes de que no podremos pagar nunca cifras millonarias en nuestras Series Nacionales porque no contamos con una economía para ello ni es el sentido del sistema deportivo nacional, el gobierno aprobó una reforma salarial hasta donde podía asumir, todavía muy inferior al de la región caribeña».

Puntualizó: «No son nuestros enemigos y hay que entenderlo así, incluso la mayoría han expresado en público o privado, que les gustaría retirarse de los terrenos en Cuba o volver a vestir las cuatro letras en un certamen internacional. Y eso conlleva flexibilización y diálogo, poner ideas sobre las mesas y ser más proactivos para conversar con quienes no tienen limitaciones reales para hacerlo».

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas