InicioActualidadEstados Unidos acusa al Gobierno cubano de priorizar la construcción de hoteles...

Estados Unidos acusa al Gobierno cubano de priorizar la construcción de hoteles en la pandemia, mientras el pueblo no tiene medicinas ni alimentos

Las autoridades estadounidenses acusaron abiertamente al Gobierno cubano de haber provocado la actual crisis económica que vive la isla tras gestionar su economía con severa ineptitud e irracionalidad durante décadas, sobre todo desde que se comenzaron a evidenciar vívidamente las consecuencias de su mala administración (cuando se decidió construir hoteles en vez de proporcionar alimentos y medicamentos a su población).

La Embajada de Estados Unidos en La Habana aseveró vía Twitter: «Aliviando ese sufrimiento en 2021, EE.UU. autorizó millones de dólares en exportaciones humanitarias privadas».

La sede diplomática detalló que el Gobierno norteamericano ha intentado apoyar al pueblo cubano con el envío de bienes humanitarios, productos agrícolas, medicinas y equipos médicos.

Continuó: «Continuaremos apoyando las exportaciones de productos humanitarios a Cuba en 2022, tal como lo hicimos en 2021».

Mientras el régimen cubano siempre ha priorizado la inversión en el sector turístico antes que garantizar bienes básicos para su población, el sistema sanitario nacional comenzó a demostrar un preocupante y progresivo deterioro.

La inversión estatal en servicios empresariales, actividades inmobiliarias y de alquiler, en el primer trimestre del año recién concluido, fue 56,8 veces superior a lo que se dirigió al sector de la salud y 14,5 mayor que lo destinado a la industria agrícola, de acuerdo a estadísticas oficiales. El panorama de entonces también contempló la muerte de cientos de personas a diario debido a la pandemia del coronavirus y el colapso de los hospitales a causa del alto número de enfermos y la escasez de fármacos y personal especializado.

Incluso cuando el Gobierno de La Habana reitera que el embargo de Estados Unidos es el principal responsable del caos que hoy aqueja al sector de la salud, la realidad devela que la funesta gestión de las autoridades cubanas ha sido el factor a que más culpas se le atribuyen, única culpable del desabastecimiento de medicinas en las farmacias, así como del deterioro de los hospitales y centros de atención primaria, escenario que ya experimentaba el país desde antes de la llegada de la enfermedad viral.

En contraste con los 178 millones de pesos destinados en 2019 a la construcción de hoteles y restaurantes, el número que acabó como presupuesto del sector de Salud Pública y Asistencia Social fue de 96,9 millones.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) publicó el pasado septiembre su cuarto informe sobre el estado de los derechos sociales en la isla, en el que la red reflejó que la situación sanitaria constituye «el segundo peor problema» de la ciudadanía cubana, únicamente superado por la crisis de alimentos.

De igual forma, la gestión de las autoridades frente a la pandemia ha sido calificada de entre regular y muy mala por el 79% de los cubanos encuestados, a la vez que ocho de cada diez personas denunciaron que no les fue posible conseguir medicinas en las farmacias.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas