InicioActualidadUno de los científicos que estuvo detrás de la creación de la...

Uno de los científicos que estuvo detrás de la creación de la vacuna Soberana 02 advierte que el nasobuco que usan los cubanos no protege ante Ómicron

Daniel García Rivera, químico e integrante del equipo que creó la vacuna cubana Soberana 02, advirtió públicamente que los nasobucos de tela, el medio de protección más empleado en Cuba desde la llegada de la pandemia de coronavirus, podrían no ser totalmente efectivos ante la alta capacidad de contagio de la variante Ómicron.

Desde su muro de Facebook, el especialista alertó: «Casi todos nosotros usamos nasobucos de un tejido o material que no está hecho para evitar la infección con este virus. No importa que lo usemos doble, es que no está hecho para eso».

Prosiguió: «Muchas veces es hecho en casa, con amor y buen gusto, a veces combina con la ropa exterior y hasta la interior, pero la realidad es que si estás en un lugar cerrado y cerca de un infectado, no logrará detener un proyectil de precisión como es Ómicron».

El experto destacó que para controlar esta nueva cepa del virus y prevenir el contagio con ella, «las medidas de protección hay que llevarlas al extremo».

García Rivera avisó que una mascarilla hecha a base de tela «en espacios cerrados es como si fuera un escudo de hojalata contra una bala trazadora. Piensa que Ómicron ha llegado al límite de transmisibilidad de los virus que contagian humanos, que es el sarampión».

A la publicación del profesional, el también científico cubano Amílcar Pérez Riverol comentó que «las máscaras, respiradores tipo N95, KN95 o FFP2 funcionan contra todas las variantes, incluida Ómicron y reducen el contagio a >1-2%. Quien pueda, vale la pena invertir en algunas para usarlas en las situaciones de aglomeración en ambientes interiores y reutilizarlas (que es posible)».

Mientras, toda la cúspide de poder político en la isla se hace ver en televisión con mascarillas FFP2 y N95, las que se pueden hallar a la venta en tiendas virtuales estatales a 10.52 dólares por una caja de 50 unidades.

Por el contrario, la población se ve obligada a recurrir a barbijos desechables de poca calidad (vendidos a altos precios por el sector privado) o artesanales (manufacturados de forma casera con la tela que esté a disposición).

El propio químico alertó hace poco más de una semana lo que supondría para Cuba la llegada de Ómicron: «Yo no paro de decirlo, pero seguimos haciendo conciertos. Como si no supiéramos lo que está pasando en el mundo. MINSAP, da la voz de alerta por favor. Hay que pararlo todo ya».

El también profesor de la Universidad de La Habana, director del Laboratorio de Síntesis Química y Biomolecular de BioCubaFarma, y presidente de la Federación Latinoamericana de Asociaciones Químicas, criticó la poca respuesta del Gobierno ante el alarmante aumento de casos positivos a la enfermedad, con 1.943 reportados al cierre de este jueves 6 de enero y con el incremento drástico y escalonado visto en las jornadas anteriores.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas