InicioDeportesEl Ordenamiento Monetario llega a los estadios cubanos de béisbol ¿Se joderá...

El Ordenamiento Monetario llega a los estadios cubanos de béisbol ¿Se joderá la pelota?

Juan Reinaldo Pérez Pardo, comisionado nacional de béisbol en Cuba, declaró al medio estatal CMHW de Villa Clara que las entradas a los estadios para los encuentros correspondientes a la 61 Serie Nacional de Béisbol tendrán precio de 5 Pesos Cubanos (CUP) y uno mayor para los palcos y zonas de mejor confort.

El periodista de esa radioemisora Dairon Perez Urbano informó vía Facebook que también habrá diferenciación de precios de entrada para los niños y estudiantes, y que la asistencia de público a las instalaciones se establecerá en correspondencia con la situación epidemiológica de cada territorio.

Hasta hace 2 años, sentarse en las gradas de los estadios costaba 1 CUP, y aunque ahora supone un aumento de 4 CUP, la diferencia continúa siendo aceptable. Disfrutar de los palcos costaba 2 CUP, y aunque no se indicaron los nuevos precios, rumores e declaraciones dadas anteriormente por las autoridades deportivas sugieren que la diferencia será muy superior o que tal vez se cobre hasta en Moneda Libremente Convertible (MLC).

Yor Luis Torres, el director del Estadio Julio Antonio Mella (Las Tunas), comunicó al telecentro Tunasvisión en el mes de diciembre que las entradas de los palcos de «mejor confort» se podrían cobrar en MLC.

Torres: «Se va a preparar y se va a engalanar un palco en la tercera planta con un mejor confort para el desarrollo de la Serie Nacional, y las personas que cuando se efectúe ya lo que es el pago, el costo, hasta ese palco, entonces ya pueden entrar al mismo, y siempre va a haber una diferencia, por supuesto, con respecto a los otros palcos, porque es la nueva intención que tiene nuestro país, a que todo ese dinero que pueda ingresarse pueda mejorar lo que es las condiciones de la propia instalación».

Torres respondió, ante la pregunta de si el pago de ese palco sería en MLC o en pesos cubanos, que «todavía se está trabajando sobre esa base», «inclusive con los mismos compañeros del Turismo, porque con el confort con que va a quedar el palco allá arriba se puede cobrar en ambas monedas».

Por tanto, el director del Julio Antonio Mella aseguró que «se está trabajando con los compañeros de finanzas sobre este tema. Pero ya le decimos, vamos a ver un estadio, en estas dos estructuras que se van a hacer, de primer nivel», de nuevo obviando una aclaración sobre qué criterios consideran para declarar ls instalación de primer nivel.

La incapacidad del Gobierno de la isla para cubrir gastos y evitar que las instalaciones se deterioren resulta evidente, pese a que las autoridades insisten en que el deporte permanezca bajo control estatal.

El comisionado nacional anunció el pasado octubre que el Estadio Latinoamericano de La Habana, sede de los Industriales de la capital, pasaría a ser administrado por «formas de gestión no estatal», eufemismo oficialista para los negocios privados.

El INDER acusó a los medios independientes, días más tarde, de tergiversar los datos y de «hablar de privatización» del deporte nacional al comunicar sobre la nueva estrategia de la entidad.

La información provista por el comisionado nacional de ese deporte acerca de los precios de los boletos para acceder a los estadios provoca suponer que dichos negocios privados no determinarán la cantidad a cobrar por las entradas.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas