InicioActualidadTienda de santería cubana en Madrid en medio de la polémica por...

Tienda de santería cubana en Madrid en medio de la polémica por encontrarse huesos humanos en su interior

Luego de hallado un sospechoso grupo de huesos en una tienda cubana en Madrid, especializada en la venta de artículos religiosos (eufemismo en Cuba para los relacionados a la santería), un equipo español de expertos forenses confirmó que se trata de restos óseos humanos y robados.

La Policía Municipal confiscó, en el pasado mes de noviembre, 4 tibias (3 derechas y 1 izquierda) cubiertas de alquitrán, brea y plumas, montadas en un santuario con cuernos de ovejas.

El Departamento de Arqueología Forense de la Universidad Autónoma de Madrid informó que su investigación indicaba que los huesos eran, efectivamente, humanos y estaban en muy buen estado de conservación, correspondientes a 3 mujeres y 1 hombre (todos jóvenes), fallecidos en el siglo XX.

El informe manifestó que los restos fueron hurtados de un osario o de restos de las exhumaciones de la Guerra Civil.

Las tibias, empleadas para rituales religiosos en la tienda propiedad de una ciudadana cubana, pertenecían a personas de raza blanca y no mostraban «signos de degeneración artrósica de ningún tipo, ni crecimiento osteofítico».

Los expertos insistieron en que los huesos fueron robados de algún osario y manipulados hace tiempo, aunque la propietaria de la tienda alegó inicialmente que procedían de Cuba. La evidencia apuntó «la epífisis distal de una de las tibias donde se observa claramente que la brea se ha adherido a una erosión previa y de larga evolución».

El informe presentado por los especialistas a las autoridades refirió que «estos huesos tienen un nivel de deterioro y evolución coincidente con restos de exhumaciones de la Guerra Civil y podrían interpretarse en algunos casos como contemporáneos o incluso más recientes».

El periódico El Mundo señaló que los oficiales de la Policía hallaron, además, restos de animales exóticos en la tienda de santería, ubicada en la calle Amor Hermoso del barrio de Usera, aparentemente sacrificados en función de fabricar y vender pócimas sin haber cumplido con el registro sanitario que demanda la ley.

La dueña resultó acusada de varias infracciones desde el punto de vista administrativo.

La investigación continúa activa para la comisaría 3 de la Policía Municipal, en aras de aclarar la forma en que llegaron los huesos humanos al espacio y si existe algún tipo de vínculo entre la mujer y cierta actividad ilícita relacionada con la comercialización de restos óseos.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas