InicioActualidadAutopsia de joven que apareció muerto en Santa Clara concluye que se...

Autopsia de joven que apareció muerto en Santa Clara concluye que se envenenó con un químico

Las autoridades locales de la ciudad de Santa Clara notificaron que el estudiante cubano Alessandro Rodríguez Aguiar, quien fue hallado sin vida el viernes 14 de enero en las cercanías del campus de la Universidad Central de Las Villas «Martha Abreu», no fue asesinado (como se especulaba), sino que la causa de su muerte (autoinfligida) era envenenamiento.

Un familiar suyo comunicó que el joven llevaba muerto varios días y que había ingerido un producto químico procedente del laboratorio donde trabajaba, en la zona hospitalaria de la urbe.

El muchacho (de 23 años de edad) había desaparecido el viernes 7 de enero, cuando partió desde su casa hacia la universidad para asistir a un examen. Su familia presentó una denuncia de desaparición y la policía confirmó que su teléfono presentó actividad por última vez a las 8:00 de la noche de ese día, sin poder aún localizar la procedencia de la señal.

Junto a su cadáver, el que no presentaba signos de violencia, se encontraron todas sus pertenencias intactas.

La noticia fue rápidamente viralizada en redes sociales y su familia y allegados agradecieron a todas aquellas personas que colaboraron en su búsqueda. Rodríguez Aguiar residía en las inmediaciones de la escuela secundaria «Fe del Valle» y trabajaba en un laboratorio de la zona hospitalaria santaclareña, además de estudiar Ingeniería Química en la modalidad de Curso por Encuentro (CPE).

Las prácticas suicidas constituyen una de las más frecuentes causas de muerte entre hombres y personas de la tercera edad en Cuba.

De acuerdo con los datos de los Anuarios Estadísticos de Salud de 2020 y 2021, confeccionados por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP), los respectivos años fiscales presentaron un preocupante aumento del índice de suicidios en la isla, pues en 2020 hubo 81 casos más que los registrados en 2019 y en 2021 se suicidó un total de 1.548 cubanos, cuando en 2019 fueron 1.467 (para una tasa bruta de 13,8 por 100.000 habitantes).

El texto señaló que «la tasa de mortalidad masculina es 4,7 veces superior a la femenina para la muerte por lesiones autoinfligidas intencionalmente», y que los jóvenes (sobre todo de entre 5 y 18 años y de entre 10 y 19 años) constituyen el grupo poblacional más afectado.

Esta es la causa de muerte que más sufren los cubanos de entre los 20 y los 59 años de edad, muchas veces impulsada por la desesperanza que provoca la situación general (y sobre todo económica) de la isla.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas