InicioActualidadMadres cubanas se quejan abiertamente en las redes sociales por la escasez...

Madres cubanas se quejan abiertamente en las redes sociales por la escasez y los altos precios: «Nos encontramos en una situación crítica»

«Las madres y embarazadas holguineras nos encontramos en una situación crítica. Son múltiples las razones de esto», sentenciaron en una misiva enviada al Gobierno local con quejas debido al desabastecimiento de canastillas, pañales desechables, leche y productos como el agua embotellada en la isla. Los mismos solo se encuentran en la red de tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) o, mediante trato con revendedores, a elevados precios.

La carta incluyó la denuncia referente a la limitada canastilla que se vende a las gestantes a partir de las 26 semanas de embarazo. Señalaron que los productos más importantes no llegan en tiempo para que puedan disfrutarlos antes de dar a luz.

El reclamo se hizo público en Facebook por el perfil de Yanet Tamayo Diéguez, una de las revlamantes. «Esta carta que anda circulando la escribió una mamá con las demandas de todo un grupo de madres que estamos unidas y organizadas en un grupo de Whatsapp», comentó.

«Estamos en espera de la respuesta pero como hay demandas que solo pueden solucionarse desde esferas más arribas, tratamos de hacerla viral porque es una situación compleja y delicada. Puede hacer un copia y pega y ayudar a que más mamás sepan y nos unamos», añadió.

«Ha llegado a provocar diarreas y vómitos en muchos pequeños. Además, al ser vendida a granel favorece el robo y la adulteración», denunciaron las mujeres respecto a la mala calidad de la leche en polvo que se le vende a los niños menores de siete años; y en Holguín, los pañales desechables no se encuentran en las tiendas, provocando que los revendedores vendan los paquetes en 1.300 pesos.

Además, «las toallitas húmedas, perfumería y medicamentos se han vuelto un producto exclusivamente expendido por los revendedores, quienes le ponen el precio que se les antoje».

Especialmente en estas circunstancias epidemiológicas, el agua embotellada es recomendada por el personal médico para los bebés, producto que se dejó de vender en las tiendas y no satisface la demanda en las pocas ocasiones en que liberan.

«Es del conocimiento de todos que el juego para los niños es tan importante como una correcta alimentación. Es su modo de aprender, conocer el mundo que le rodea y desarrollar habilidades definitorias para toda la vida», mencionaron sobre la falta de lugares recreativos para asistir con los niños y niñas y de la imposibilidad de adquirir juguetes, para después hacer hincapié en el altísimo precio de los alimentos más básicos y de las confituras.

«Invitamos a las autoridades y Gobierno de la provincia a que unan sus esfuerzos y recursos para crear espacios de recreación para los niños y niñas. También para viabilizar que sea posible disfrutar de los que ya existen, por ejemplo: el Delfinario de Bahía Naranjo, uno de los más bellos de Cuba y que pocos pequeños conocen. Cada municipio tiene la potencialidad suficiente para garantizar un lugar digno y atractivo para los niños», comentaron.

Tamayo aclaró que a las madres «no les interesa la política ni que se convierta en un asunto político», y mujeres de otros territorios replicaron insistiendo en unirse para reclamar una solución efectiva.

Salir de la versión móvil