InicioPoliticaRandy Alonso niega que el Gobierno cubano esté procesando penalmente a menores...

Randy Alonso niega que el Gobierno cubano esté procesando penalmente a menores de edad por su participación en las protestas del 11 de julio

El director general de la web oficial Cubadebate, Randy Alonso, negó hoy que en la isla se procese penalmente a menores de edad por su participación en las manifestaciones antigubernamentales del 11 y 12 de julio pasado, que se registraron en la mayoría de las provincias del país.

“Pura falacia. En Cuba no se procesa penalmente a ningún menor de 16 años, que es la edad legalmente establecida para tener Carnet de Identidad, votar o enfrentar juicios por delitos cometidos. ¡Qué presenten una sola prueba!”, afirmó Alonso en un extenso comentario.

Voceros de la oposición dicen que más de 600 cubanos estarían aun presos desde las protestas del verano pasado y que entre los ya juzgados figurarían varios menores de edad. El gobierno afirma que las personas que están siendo juzgadas incurrieron en ataques a comercios y unidades de la policía, acontecimientos ocurridos también durante las manifestaciones.

En ese contexto, Alonso reprodujo fragmentos del Código Penal cubano, según el cual, «la responsabilidad penal es exigible a la persona natural a partir de los 16 años de edad cumplidos en el momento de cometer el acto punible». También especifica en su artículo 17.1 que » en el caso de personas de más de 16 años de edad y menos de 18, los límites mínimos y máximos de las sanciones pueden ser reducidos hasta la mitad, y con respecto a los de 18 a 20, hasta en un tercio”.

“En ambos casos -agregó- predominará el propósito de reeducar al sancionado, adiestrarlo en una profesión u oficio e inculcarle el respeto al orden legal.»

El director de Cubadebate, defensor acérrimo de la Revolución desde su llegada al espacio televisivo Mesa Redonda, afirmó además que “tal pulcro, diferenciado y justo proceder establecido en leyes y practicado por el sistema judicial cubano está bien distante de la realidad que enfrentan muchos menores en Estados Unidos”.

En su artículo, Alonso comparó los procesos judiciales en Cuba con la práctica conocida en Estados Unidos y reprodujo titulares de medios internacionales como este: “Estados Unidos, el único país del mundo que condena a menores a cadena perpetua”.

Las denuncias de la oposición interna y del exilio por las presuntas penas de prisión a menores de edad y la falta de transparencia de los juicios sirvieron de base a Washington para exigir a La Habana la “inmediata liberación de los detenidos” y sancionar a funcionarios que según los estadunidenses participaron “en actos de represión” durante las protestas.

Los juicios

Hasta el momento, las autoridades cubanas no han informado ni del desarrollo ni de los resultados de los juicios que, según la oposición, habrían comenzado desde julio.

A falta de información oficial o del acceso de la prensa extranjera a los procesos judiciales, el desarrollo de los mismos solo es abordado por familiares de los encartados, voceros de la oposición y personeros de organizaciones de exiliados radicadas en Estados Unidos.

Según esas fuentes, los juicios realizados este mes “se sumaron a otros efectuados entre julio y diciembre en los que las condenas variaron desde multas hasta dictámenes de entre 14 y 30 años de cárcel. Solo en las últimas dos semanas de diciembre unas 150 personas fueron llevadas a juicio”.

Durante el 11 y 12 de julio, la televisión nacional y las redes sociales transmitieron imágenes de manifestantes agrediendo con botellas incendiarias a la policía y volcando sus autos en plena vía pública. Los uniformados salieron a las calles ese día “con la orden de no utilizar sus armas de fuego”, según el gobierno. También se documentaron 44 asaltos a comercios.

Para el gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel las manifestaciones del verano pasado formaron parte de “un golpe suave organizado por los servicios especiales de Estados Unidos”.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas