InicioActualidadGobierno prohíbe que las empresas privadas en manos de cubanos puedan tener...

Gobierno prohíbe que las empresas privadas en manos de cubanos puedan tener nombres en inglés

Los funcionarios del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) de Cuba, responsables principales de las nuevas regulaciones que rigen la creación de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) prohibieron la iniciativa privada en la Isla de inscribir sus negocios con nombres en inglés.

Esta prohibición no está amparada bajo ninguna ley, pero actuar en correspondencia con una “directiva interna” que alude al articulado de la Constitución de 2019 que refiere al español como idioma oficial.

Varios han sido los cuentapropistas cubanos que han intentado inscribir su negocio con nombres en inglés, pero el trámite es aceptado por lo que se han visto obligados a identificarlos solo con siglas -cosa que si permiten en el MEP- o han detenido el proceso de formalización de su Mipymes.

Así le ocurrió al emprendedor Idriel Rodríguez Monteagudo, al intentar inscribir su negocio de mecánica y estética automotriz como Masterbright.

“Esta idea para el nombre se me ocurrió porque yo viví diez años en Islas Caimán, además uno de los socios de la empresa es un caimanés con residencia permanente legal en Cuba y tenemos excelentes relaciones comerciales allá. Por eso quise fusionar master, un vocablo que en español denota un nivel superior, y bright, que en el inglés significa brillante”, explicó en entrevista con el medio El TCP.

El establecimiento, está ubicado a 100 metros de la carretera central en el municipio Cabaiguán, Sancti Spíritus, no fue aprobado el nombre y tuvo que conformarse con llamarlo MB.
Juan Triana Cordoví, economista, refiere que tomar como escusa la Constitución no tiene sentido.

“El sistema legal cubano está ordenado de mayor a menor por la Constitución, las Leyes, los Decretos Leyes y los Decretos. Las llamadas ‘indicaciones’ no forman parte de ese sistema. Por lo tanto, si el entramado legal permite poner nombres en cualquier idioma a personas naturales (Yakelín, Leidy, Brayan, Johana) o empresas y lugares emblemáticos como Havana Club o Sloppy Joe, ninguna disposición interna de organizaciones o ministerios puede negar ese derecho”, sentenció el Triana.

El mismo gobierno cubano utiliza varios nombres en idiomas extranjeros para nombrar a sus propias empresas, lo que es hipocresía y doble moral que no permita hacerlo a los emprendedores cubanos.

Ejemplo de esto está Photo service, para el servicio de impresión de fotografías, los restaurantes estatales Buonasera, Vita Nuova o Yang Tsé.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas