InicioActualidadMinistro de Economía de Cuba vuelve a pedir "confianza" al pueblo pues...

Ministro de Economía de Cuba vuelve a pedir «confianza» al pueblo pues asegura que ellos son la «continuidad de esta obra revolucionaria»

El viceprimer ministro y titular de Economía, Alejandro Gil, ha pedido a los cubanos confiar en la gestión del gobierno ante la crisis que padece la isla. Algunos han respondido afirmativamente, otros sienten que las promesas no bastan porque la vida se les esta yendo “de cola en cola y de desgracia en desgracia”.

“Pedimos confianza a nuestro pueblo, pues somos continuidad de esta obra revolucionaria”, reclamó Gil en referencia al nuevo liderazgo del país, al concluir una pormenorizada intervención en la televisión nacional sobre la tensa situación económica, que expertos atribuyen a una malévola combinación de factores.

El doctor en Ciencias Económicas, Omar Everleny, sintetiza esos factores de la siguiente forma: “la crisis estructural que atraviesa la economía cubana, choques externos como el bloqueo de Estados Unidos, la Covid-19, la carencia de divisas por desajustes o diminución de exportaciones, y el pago de deudas resultantes de los procesos de condonación”.

Tal combinación, considera el economista, “ha afectado fuertemente la oferta de bienes y servicios, y eso se ha traducido en el aumento de los precios en algunos mercados, como el agropecuario y los informales”.

Por su parte, el profesor Carmelo Mesa Lago estima que de 24 productos claves para el consumo de los cubanos en 2020, 19 decrecieron con respecto a 2019 y 12 quedaron por debajo de los niveles de 1989.

El rompecabezas cubano

El salario medio en la isla ronda los 3,800 pesos (lo cual serían unos 38 dólares al cambio en el mercado informal), las pensiones de muchos profesionales jubilados no llegan a los dos mil pesos. El Estado mantiene subvencionada la entrega mensual de algunos alimentos. En febrero repartió 10 huevos por persona y un cartón de 30 huevos en el mercado informal puede costar 500 pesos.

La tasa de cambio fija y oficial es de 24 pesos por un dólar. Esa tasa en el mercado informal llega a 100 pesos por USD. Los salarios en la isla se pagan en pesos cubanos. El gobierno afirma que no tiene suficiente moneda convertible para vender oficialmente ni para establecer una tasa de cambio oficial flotante. No obstante, en el país operan comercios estatales en moneda libremente convertible mediante pago con tarjetas magnéticas.

“En este minuto, esa medida (las tiendas en moneda convertible) es una tabla de salvación, una medida que necesitamos para captar divisas”, afirma el titular de Economía, tras reconocer la “genuina preocupación de personas revolucionarias, que tienen opiniones, que consideran que no es totalmente justo” el mantenimiento de esos comercios, cuando los cubanos cobran en pesos, el Estado no le vende dólares y en el mercado informal cada día sube la cotización.

De cola en cola para adquirir un pedazo de pollo o un poco de leche

Los tumultos, las colas, las broncas y la escasez generalizada signan el día a día de los cubanos y en cualquiera de esas aglomeraciones de gente ansiosa la percepción más generalizada es que “el gobierno no da pie con bola en la economía”.

“Nosotros no queremos que el bloqueo (de Estados Unidos) sea un pretexto. No podemos pasarnos la vida creyendo que todo lo que no podemos hacer es culpa de que hay un vecino muy poderoso que nos bloquea”, considera el cantautor Silvio Rodríguez, uno de los íconos culturales de la revolución cubana”.

En tanto Higinio Valdivia, de 70 años, afirma que “la vida se me está yendo de cola en cola y de desgracia en desgracia, porque cada vez que necesito comprar algo es una jodedera mayúscula”.

Entre 2009 y 2019. la economía cubana creció como promedio un 2,3 por ciento anual. En 2020, decreció 10.9 por ciento y en 2021 volvió a crecer pero solo en dos por ciento, cuando economistas estiman una media sostenida del cinco por ciento anual para poder remontar la crisis que se arrastra.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas